Los riesgos de robo mediante Internet se acentúan en Navidad
Los riesgos de robo mediante Internet se acentúan en Navidad | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: praetorianphoto

En estas fiestas navideñas, el riesgo de ser víctimas de un robo se incrementa considerablemente en la calle y en la misma Internet. Muchos de estos problemas, frecuentes en la región latinoamericana, son potenciados por el descuido y la poca preocupación en temas de seguridad. Un estudio de la empresa de seguridad digital Kaspersky advierte de esta falta de conciencia, y señala que el 40% de los latinoamericanos se sienten atraídos por ofertas y descuentos que involucran el entregar información privada y sensible.

La investigación señala que hay una gran predisposición por conceder el uso de información privada para conseguir un descuento en la red. De acuerdo con Kaspersky, estos son los resultados por países:

Chile 47%

Colombia 45%

Argentina 44%

Perú 37%

Brasil 35%

México 25%

Las transacciones a través del móvil en Latinoamerica ha crecido considerablemente
Las transacciones a través del móvil en Latinoamerica ha crecido considerablemente | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: visualspace

Las cifras también revelan que los jóvenes entre 18 y 24 años son los más propensos a caer en esta modalidad de estafa, hasta en un 44%. Más allá se ubican los usuarios entre 25 y 34 años (39%) y los mayores de 35 años (33%). Estos acentos se presentan por la exposición que los jóvenes tienen a estos contenidos en la web.

Un resultado interesante es el del comportamiento de los latinoamericanos en  temas de transacciones en línea. Seis de cada diez usuarios realiza sus movimientos mediante un dispositivo móvil, y son los chilenos quienes aprovechan mejor estas plataformas (77%). El 56% de los peruanos usa el teléfono para realizar estas operaciones, superando a México (55%) y Argentina (54%).

En el caso de las víctimas de hackeo, el 22% de los latinoamericanos ha sido vulnerado en entornos digitales, y el incremento en ataques de malware ha sido de 14,5% respecto al año 2017.

“Una vez que hacemos pública nuestra información no hay vuelta atrás. Cuando actuamos de manera impulsiva y compartimos datos personales o aceptamos condiciones sin saber qué se esconde detrás, podemos ser víctimas de usurpación de identidad, hackeo de correo electrónico y redes sociales, y robo de dinero de cuentas bancarias. Además, divulgar datos particulares puede causar gran daño a nuestra privacidad, ya que esa información, por lo general, se vende a terceros para publicidad dirigida. Por otra parte, al incribirnos en estos descuentos, también estamos otorgando ciertos permisos para el uso de la información que entregamos y que muchos usuarios no leen”, advierte Dmitry Bestuzhev, director del Equipo Global de Investigación y Análisis de Kaspersky Lab en América Latina.