"Roma" de Alfonso CUarón se ha vuelto uno de los sucesos cinematográficos más comentados en Internet | Fuente: YouTube

Pocas son las películas que generan tanta atención como “Roma”, la nueva película de Alfonso Cuarón. Esta película, centrada en las historias de Cleo - la criada de una familia burguesa asentada en México durante la década de 1970 -, proyecta nostalgia en su composición y proceso de color, usando el blanco y negro como base para la historia. Sin embargo, hay algunas cuantas condiciones que el propio Cuarón consideró al hacer la película:

“Es una película rodada en digital, en 65 milímetros. No tiene nada de grano la imagen, que es lo opuesto a la fotografía de esa época que es maravillosa. Son dos lenguajes distintos”.

La fotografía en blanco y negro añade una naturaleza nostálgica al resultado | Fuente: RPP

Replicar el trabajo de Alfonso Cuarón es, sin duda, un reto interesante para replicar el producto con una fotografía obtenida desde el teléfono. Si quieres lograr un efecto similar para tus fotografías, hay algunas condiciones que debes considerar:

Limpia el lente del teléfono. Si bien es una situación obvia, limpiar el lente de un teléfono antes de tomar la foto mejora dos condiciones: el contraste y la nitidez.

Modo blanco y negro versus sensor monocromo. Casi todos los teléfonos pueden quitar el color en el lente fotográfico para obtener fotografías en blanco y negro. Sin embargo, hay pocos modelos que cuentan con un propio sensor monocromo, capaz de interpretar la luz de manera correcta.

No pienses en el color de tu foto. Al disparar una foto que procesarás en blanco y negro, prioriza las luces, sombras y texturas. Estos elementos le dan cuerpo a la fotografía, a diferencia de disparar fotos que destaquen un color específico.

Rango dinámico. El HDR – o High Dynamic Range – es un proceso múltiple que permite obtener una imagen que se asemeje a lo que ve el ojo humano, en términos de luz y sombra. Casi siempre, las cámaras priorizan una de las dos, pero los teléfonos actuales cuentan con un modo HDR que permite lograr este balance en la toma.

Siempre edita la foto. Si en verdad quieres lograr impactar con un filtro o efecto, debes editar la foto. Aplicar una ligera edición mejora el producto final.

Vamos a simplificar el proceso en dos opciones, cada una con un nivel de dificultad distinto.

Instagram. Sube la foto y busca en la sección “Filtrar” estos tres filtros: “Moon”, “Willow” o “Inkwell”. De estos tres, el tercero me parece más preciso en el resultado, pues incrementa el contraste en las zonas oscuras y reduce el brillo en el fondo. “Willow” tiene un acabado ligeramente rosa y añade una viñeta que no aporta al detalle. “Moon” lava un poco la imagen y degrada la calidad.

 Luego de eso, busca en “Herramientas” la opción “Contraste” y redúcelo hasta poco menos de la mitad. Así el contraste desciende pero no reduce la calidad de la foto. Además, puedes añadir detalle con “estructura” hasta un poco menos de la mitad.

Si tu teléfono no cuenta con HDR, puedes ajustar en la aplicación las luces y sombras, hasta reducir el brillo de las partes más luminosas y resaltar los detalles en las sombras.

Snapseed. Esta herramienta gratuita de Google nos permite editar las fotografías en otro nivel. Además de incorporar las herramientas que hemos visto en Instagram, Snapseed añade varios recursos para mejorar el producto final. En este caso, vamos a ir a “Herramientas” y buscar la opción “Blanco y negro”. Debajo, aparecerán presets para destacar o reducir ciertas partes. Vamos a obviar esas sugerencias, y usaremos el menú de la opción. Pon el dedo en la foto y desliza hacia arriba o abajo para mostrar el menú, y juega con el brillo y el contraste hasta lograr el punto deseado. Deja la opción “grano” en cero, tal como recomienda Cuarón.

Luego buscamos la opción “Perfeccionar imagen” y jugamos con la calidez. Solo un par de puntos a la calidez harán que se reduzca ese tono azul y se añada un tinte más nostálgico a la foto. La herramienta “Ambiente” nos ayudará a nivelar las luces y sombras de manera más concreta.

También puedes jugar con el “Contraste tonal” para acentuar detalles en las sombras de imágenes oscuras. Estos ajustes afinarán el trabajo en zonas en donde los tonos suelen mezclarse por oscuridad, y les permite separarse para un mejor resultado visual.

Un truco más. Algunas zonas dentro de la foto suelen sufrir cuando las manipulamos mucho. Una foto con un sujeto iluminado y un fondo muy oscuro podrá afectarse si aplicamos una mezcla general a toda la imagen. Snapseed añade una herramienta llamada “selectivo”, que nos permite hacer pequeños ajustes en una zona específica de la fotografía. Es una pequeña pelota que se puede ubicar en la zona que requiere el micro ajuste y seleccionar los detalles a manipular.

Este detalle solo se aplica a las fotografías. Lamentablemente, el video requiere otro tipo de manipulación y proceso de color que aun los teléfonos no pueden enfrentar con eficiencia.

¿Qué opinas?