El refrigerador también puede ser un punto de acceso a las redes sociales. | Fuente: iStock | Fotógrafo: Chesky_W

¿Es suficiente confiscarles el celular a los adolescentes? Parece que este tipo de castigo ya fue superado por la tecnología.

Una adolescente llamada “Dorothy” fue castigada por su mamá, quien le quitó su celular. La menor acudió a otros medios para hablar con sus seguidores de Twitter: primero su Nintendo 3DS, que también le quitaron. “Veo que Dorothy ha estado usando Twitter en su Nintendo. Esta cuenta será cerrada”, tuiteó su mamá el 4 de agosto.

Pero no sería el fin. Luego logró publicar a través de su Nintendo WiiU. De la nada, se sumaron cuentas importantes como la de LG en Estados Unidos e incluso la del mismo Twitter con el hashtag #FreeDorothy.

Tres días después de un silencio en redes sociales, Dorothy logró tuitear desde su refrigerador inteligente. “No sé si esto se va a publicar. Estoy hablando con mi refrigerador. Mi mamá confiscó todos mis electrónicos de nuevo”.

Lo siento, padres. No es tan fácil alejar a sus hijos de la tecnología.

¿Qué opinas?