Battlefield V: Primeras impresiones

Luego de la polémica desatada en el mes de mayo por la revelación del tráiler de Battlefield V, presentaciones de modo historia y muchas promesas; Battlefield V ya está en las manos de los subscriptores de Origin Access y aquí tenemos nuestras primeras impresiones.

¿El Battlefield más Battlefield?

Lo primero que hay que decir, es que el juego final dista muchísimo de aquel primer tráiler de revelación, o lo es hasta el momento. Solo hay que ver la diferencia entre el primer tráiler y el último para darnos cuenta de que ha habido cambios y no son pocos. Al iniciar el juego por primera vez nos lanzará al instante a la primera parte de la campaña, la introducción titulada “Mi país me necesita” es sin duda alguna el prólogo más profundo y a la vez épico de la saga, siguiendo el estilo de Battlefield 1, nos pondremos en el papel de varios combatientes en el transcurso de la misma, pero con la diferencia de que saltaremos en el tiempo, de bando y de localización. Experimentaremos la guerra desde ambos bandos, el Aliado y el del Eje; saltaremos en paracaídas, interceptaremos bombarderos en nuestros cazas sobre el celeste cielo alemán, encabezaremos una carga de tanques en el desierto, todo eso en los primeros 20 minutos.

Contamos con 3 historias de guerra de la campaña principal y próximamente llegará la cuarta y última de ellas.

La personalización (el punto polémico de todo) se ha afinado y se ha acentuado en el contexto del juego. Hablando de personalización, estamos frente al Battlefield con sistema de personalización de personaje más profunda de todos, en primer lugar, contamos desde la pantalla de inicio con un apartado exclusivo para ello, que se llama “Tu compañía” desde el cual podremos personalizar cada una de las clases que usaremos en el multijugador (asalto, médico, apoyo, explorador, piloto y tanquista).

Dentro de cada clase podremos cambiar de personaje, que destaca por su variedad e inclusión de mujeres por primera vez libremente en la saga. También podremos elegir su uniforme acorde al bando en el que estén, y cada uniforme tiene variantes que lo ayudarán a camuflarse en cada entorno que los mapas ofrecen. A su vez cambiar los accesorios característicos de cada clase.

Por el lado de las armas tenemos muchísimos cambios, como es de costumbre cada clase tiene armas exclusivas de la misma, pero también un sistema de personalización muy profundo; sin embargo, los diferentes tipos de cañones, guardamanos y miras no tendrán efecto alguno en el funcionamiento de las armas. Para ello existe un sistema de progresión que hará que nuestra arma lleve un cargador ampliado, se vuelva más controlable o sea más precisa al disparar sin apuntar.

¿El Battlefield más Battlefield?

Éste título apunta directo a los corazones de los más veteranos de la franquicia, con la banda sonora original del primer juego de la serie, Battlefield 1942, pues fue en el mismo marco de la segunda guerra mundial en donde vio la luz la misma.

Battlefield V presenta una jugabilidad renovada, muy similar a la de Battlefield 3, frenética en todo sentido, el “Gunplay” se ha mejorado, ahora las armas al disparar tienen un retroceso predefinido y no aleatorio como en anteriores entregas por ello existe una gran diferencia entre usar un arma u otra, y aprender a controlarla será cuestión de acostumbrarte y aprender su patrón. La velocidad de las balas sigue siendo tan rápida como en Battlefield 1, la variedad de armas se antoja algo escaza, pero aumentará con próximos contenidos descargables.

La mecánica de escasez ha sido ajustada, seguimos apareciendo con poca munición, tendremos que ir a centros de abastecimiento o buscar a alguien de apoyo porque nos quedaremos sin balas rápidamente. Ahora la regeneración de salud es muchísimo más lenta, por lo cual hace necesario que siempre esté un médico a nuestro lado. El trabajo en equipo es más importante que en anteriores entregas.

Por el momento contamos con 6 modos de juego (Conquista, Dominación, Duelo a muerte por equipos, El Frente, Grandes Operaciones e Irrupción), 8 mapas y 1 más que está de camino, que nos llevará por desiertos, campos de nieve, rutas urbanas y parajes rurales, todos ellos con un bellísimo acabado, cinemáticas formidables y gran inmersión. sabemos que la cifra de mapas aumentará con DLC gratuito, para recordar, este título es el primero de la serie en mucho tiempo que no tiene “Premium Pass”.

¿Qué tal corre?

Por el lado del rendimiento no tenemos queja alguna, en un equipo de gaming decente no tendremos ningún problema. Con un procesador algo viejo, un Core i7 4790K, 16GB de RAM DDR3 y una tarjeta de video AMD VEGA 56 tenemos más de 90FPS en configuración Alta en resolución 1080P.

Si hablamos de cosas negativas, el salto gráfico es palpable pero no muy distante de Battlefield1, las animaciones de eliminación cuerpo a cuerpo son idénticas a la de la entrega anterior. Y también tenemos la presencia de gran variedad y cantidad de bugs, pero ninguno lo suficientemente negativo como para arruinar nuestra experiencia de juego.

Sin duda alguna estamos ante una evolución de la saga Battlefield, se juega, siente y se escucha muy bien. Uno de los lanzamientos más esperados del año, amado por algunos, odiado por otros. Le queda mucho por mostrar, pues aún falta la llegada de ese último trozo de campaña, más mapas multijugador, modos de juego y sobre todo un modo BattleRoyale que se está cocinando. Dicho todo esto, es una experiencia que no te puedes perder.

Esta nota fue redactada por Esteban Ávila, especialista en tecnología y colaborador de Progamer.

¡Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek!

¿Qué opinas?