El serbio Novak Djokovic batió al suizo Roger Federer en las semifinales del Masters 1000 París-Bercy, en un partido para el recuerdo que se decidió en el 'tie break' de la tercera manga; 7-6 (8/6), 5-7 y 7-6 (7/3).

Djokovic jugará por el título el domingo con el ruso Karen Khachanov, que antes derrotó con gran autoridad al austriaco Dominic Thiem, 6-4 y 6-1.

Era el plato fuerte de la semana y sus protagonistas no defraudaron. Djokovic, que será número 1 mundial el lunes en detrimento de Rafael Nadal, mostró la solvencia que le ha llevado a dominar el circuito en la segunda parte de la temporada, y jugará su cuarta final consecutiva tras el US Open, Cincinnati y Shanghai.

Pero Federer, cuya presencia en la capital francesa fue duda hasta el último momento tras ganar el pasado domingo el Torneo de Basilea, su ciudad natal, jugó un partido a la altura de su leyenda, llevado en volandas por el público de Bercy, volcado con el suizo de 37 años.

Tras pelear de tú a tú durante casi tres horas, Federer bajó el nivel y cometió varios errores impropios en el 'tie break' decisivo y Djokovic le dio la puntilla. Nada más ganar se puso la mano en la oreja, 'recordando' al público el apoyo que había ofrecido a su histórico rival.

 

París-Bercy es el último torneo de categoría Masters 1000 de la temporada. Se juega sobre superficie rápida y bajo techo, repartiendo 4.872.105 euros en premios. (AFP)