Cuties
La cinta francesa provocó una gran polémica por sexualizar a niñas de 11 años. | Fuente: Netflix

Netflix y “Cuties” han sido el tema central de crítica en Estados Unidos, debido a la sexualización de niñas de 11 años que se muestran en la película francesa dirigida por Maïmouna Doucouré. Desde los sectores más conservadores en Twitter, se empezó a difundir hashtags como #CancelenNetflix o #NetflixPedofilia.

En unas recientes declaraciones, Ted Sarandos, co-director ejecutivo de Netflix, abordó la polémica que encierra el filme y apela a la “censura narrativa” para defender la posición de la empresa y la directora. Como se recuerda, el gran jurado de Tyler, un pequeño condado del este de Texas (Estados Unidos), ha presentado cargos contra el servicio streaming.

Según recoge Entertainment Weekly, Sarandos aseguró que “Cuties” fue una historia “incomprendida” para el público en general, señalando así que “la película habla por sí misma”. la historia se centra en una niña de Senegal que descubre un nuevo mundo luego de que su familia se muda a Francia, allí conocerá a sus nuevas amigas, quienes buscan ganar una competencia de baila con una rutina que involucra movimientos como el twerking.

“Es una película sobre la mayoría de edad muy personal, es la historia de la directora y la película obviamente ha tenido un buen desempeño en Sundance sin controversia, y se ha proyectado en los cines de toda Europa sin polémica”, explicó. “Es un poco sorprendente que en los Estados Unidos de 2020 estemos teniendo una discusión sobre la censura de la narración”.

UNA DEMANDA CONTRA “CUTIES”

A comienzos de octubre, Netflix fue demandada por un jurado de Texas bajos los cargos de promover imágenes lascivas de niños. La acusación señala que el material apela el interés lascivo en el sexo y no la polémica promoción de la película fue “autorizada imprudentemente” por Ted Sarandos y Reed Hastings, responsables de la compañía.

Cabe destacar que el rechazo hacia la película francesa ha sido utilizado por los sectores más conservadores en Estados Unidos, ya que ha sido muy comentada por miembros del Partido Republicano como Ted Cruz o Brian Babin, así como un buen grupo de legisladores que presentaron una carta al Fiscal General de EE.UU., William Barr, para que actuara contra la película, que califican de “pornografía infantil”.