Valorant
El juego fue desarrollado secretamente por más de 5 años, según el representante principal de Riot Games para la región. | Fuente: Riot Games

Recién ha salido, pero mucho se ha hablado sobre el juego. Valorant, el título de disparos de Riot Games, ha llegado oficialmente al mundo en medio de una arriesgada propuesta de la compañía: se aleja del universo League of Legends e ingresa a un campo ya posicionado como lo son los FPS.

Han sido 7 años en silencio los trabajados por la empresa para brindarnos un nuevo título que ya sido referenciado como una mezcla de Counter Strike: Global Offensive y Overwatch, claro, con sus particularidades.

Es un juego de disparos 5 vs. 5 en los que cada uno de los jugadores controla un personaje que, además de las armas regulares, cuenta con habilidades de desenganche, enganche, defensa o curación. Pese a esas nuevas mecánicas, el disparo, el recoil y el posicionamiento en el mapa serán los factores que determinen la victoria en cada una de las rondas.

Javier España “Maggical”, Content Manager de la empresa para la región, resalta el valor de Riot en su gestión por regalarnos un soporte dedicado para Latinoamérica en el juego. En sus palabras, busca que el jugador de esta parte del mundo pueda encontrar respuesta a todas sus preguntas a través de los canales de comunicación, pero también pueda ver elementos en el juego como personajes (tal es el caso de Reyna, la nueva agente de procedencia mexicana) que mantengan referencias y particularidades de nuestra cultura.

Para ser claros, el lore y los torneos competitivos no formarán parte primordial de los primeros meses de vida oficial del título. Javier comenta que, aunque se tratará con transmedia esta nueva historia (prueba de ello es el tráiler del primer episodio llamado Ignition), esta será profundizada aún más adelante, ya que se está priorizando, por el momento, el tema del gameplay. Asimismo, los torneos serán llevados a cabo inicialmente por la comunidad para después ser planteados por Riot, en un intento de no forzar los objetivos del equipo desarrollador.

Por otro lado, resalta las bajos niveles de toxicidad mostrados durante la fase de beta. Pese a los baneos temporales que hubo, "las partidas fueron recibidas de buena manera por los jugadores. Ellos estaban conscientes de todo el proceso de creación detrás de Valorant y de que estaban en una beta".

Maggical invita a los jugadores a jugar al título sin temor al Vanguard, el polémico método anticheat. “Tiene los permisos necesarios y suficientes solo para el juego”, puntualiza. Recuerda que este también puede ser desactivado de no ser del gusto del jugador, pero también que es de los únicos desarrollados por la propia empresa dueña del juego.

Sin embargo, las críticas no son ajenas al juego y más si son de representantes de los dos juegos de los que Valorant toma mayor influencia. Junnior Abad “Keath”, conocido jugador profesional de Overwatch en el país, lamenta el apartado gráfico, por ejemplo. “Valorant es un juego muy poco atractivo gráficamente: en ese aspecto, Overwatch se lo come vivo. Sí considero que en parte tiene algo de OW con respecto a las habilidades que se pueden utilizar en el juego, pero siguen siendo poco atractivas. No me convence de lleno como para intentar dedicarme al juego”.

Bruno Hernandez “Bruno”, uno de los más influyentes jugadores de CS:GO de la actualidad, también da su opinión. A él le parece interesante la jugabilidad y la versatilidad del título, pero resalta aún más el valor del ping. “La latencia siempre nos perjudica a los jugadores de Sudamérica. Cuando hemos tenido torneos contra gente de Estados Unidos, siempre hemos tenido esa dificultad extra que no deja progresar a la región”, menciona.

Pese a ello, también tiene sus reparos: “No creo poder reemplazarlo como Counter. Es un juego que se basa en disparos, granadas, no de poderes. Tal vez siento que Valorant es atractivo como hobby, pero no creo tomarlo como un juego 100% competitivo a nivel mundial”.

¿Sus partidas competitivas se ganarán un espacio? El tiempo será quien le dé la razón o no a Riot Games tras una exitosa primera etapa con más de 3 millones de jugadores activos diarios. Tienen de pro el seguir colocando a League of Legends en el top de MOBAS pese a los 10 años de creación, pero también tiene al otro lado la difícil tarea de convencer a los más arraigados jugadores de disparos. 

Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek. Además también puedes escuchar nuestro PROGAMER Podcast en RPP Podcast, iTunes y Spotify.