Joy-Conm
Los mandos de la consola presentan fallas sin aparente causa alguna. | Fuente: Amazon

Los Joy-Con, controladores de la consola Nintendo Switch, llevan un largo historial de polémicas. En meses anteriores, una gran cantidad de ellos empezaron a fallar sin causa aparente alguna, en un caso que llevó a Nintendo al ojo de la tormenta, tanto que hasta su presidente ha tenido que pedir disculpas por ello. Y, pese a los esfuerzos por solucionarlo, los casos de demanda en contra de la Gran N no cesan.

Un grupo de consumidores franceses bajo el nombre UFC-Que Choisir ha denunciado a la empresa japonesa bajo el motivo de “obsolescencia programada”, es decir, por darle un tiempo específico de vida a sus dispositivos para que luego empiecen a malograrse y que el consumidor consiga otros.

En el estudio consignado, UFC afirma haber averiguado que los Joy-Con permiten la entrada de suciedad y la obstrucción de componentes, así como una “obsolescencia programada de la placa de circuito”. Su demanda está constatada en su página web.

El año pasado, múltiples usuarios en todo el mundo denunciaron que los mandos registraban movimiento, aunque el usuario no esté manipulándolos. La gravedad y la periodicidad del problema varía, pero estaba presente en gran porcentaje de los usuarios. El problema fue llamado Joy-Coin Drift.

¿Responderá Nintendo a la demanda?

Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek. Además también puedes escuchar nuestro PROGAMER Podcast en RPP Podcast, iTunes y Spotify. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.