Apurímac: El encanto de las aguas de Hualalachi

Cuenta la tradición que cualquier visitante que llega a beber sus aguas, siempre vuelve a este lugar o se queda formando su hogar con personas de la zona.
Foto: Dircetur-Andahuaylas

Hualalachi es el nombre de un hermoso lugar en el distrito de Talavera (Apurímac) a unos siete kilómetros de Andahuaylas. Allí existe un manante que brota del interior de un cerro, cuyas aguas forman la famosa piscina de Hualalachi.

Cuenta la tradición que cualquier visitante o turista que llega a beber sus aguas, siempre vuelve a estas tierras; o simplemente se queda formando su hogar con personas de la zona.

Es así que hay gran cantidad de puneños, cusqueños, abanquinos. limeños, loretanos, entre otros, que se han quedado a vivir como si hubiesen nacido aquí.

Tanto les encantó la belleza de los paisajes y los lugares turísticos, así como la fertilidad de sus tierras, que se resignaron a no regresar a sus pueblos de origen.

Atribuyen que es por efectos de las bondades del agua de Hualalachi, quien lo prueba no lo deja (es agua medicinal, con gas natural).

En la madrugada del Viernes Santo es costumbre ir a la piscina de Hualalachi a bañarse y purificar el cuerpo.

De esta manera, refieren los mayores, se ayuda a Cristo que sufre por nosotros en el camino hacia el calvario.

Si va a Andahuaylas, visite Hualalachi.