Captura ABC

En un barrio de Lancaster, en el estado de Pensilvania (Estados Unidos), un desconocido se acercó por la noche al jardín de una vivienda y disparó con un arco y flecha a la cabeza de un felino doméstico de un año de edad.

Según ABC, los dueños del animal lo transportaron inmediatamente a una clínica veterinaria y el reporte demostró que la flecha le había atravesado el cráneo pero no había afectado al cerebro.

“Debe ser alguien que tiene una personalidad enfermiza y necesita ayuda”, dijo Jean Kissinger, la viuda propietaria del gato.

El animal regresó a su hogar tras pasar dos semanas con atención veterinaria y se está recuperando positivamente.