Una campaña publicitaria de 2005 ganó una gran cantidad de adeptos en el Reino Unido con su propuesta del tercer lunes de enero como el día más triste del año. Años después el mensaje de “Blue Monday” (“Lunes azul”) perdura y por eso estamos a pocos días de tan singular fecha.

El movimiento señala que este lunes 16 de enero será el día más triste del año por diversos factores culturales, sociales, económicos, meteorológicos y psicológicos, que en conjunto engendran una tendencia al decaimiento. Incluso hay una fórmula para llegar a esta conclusión.

El lunes es el inicio de la semana laboral y como la gran mayoría no es feliz en su trabajo -de acuerdo a estadísticas- es comprensible que los lunes sean días funestos. Además, que sea 16 indica que restan 14 o 15 días para recibir el siguiente sueldo, precisamente cuando las deudas contraídas en las fiestas de fin de año empiezan a ajustarnos los bolsillos. Eso no es todo. El clima resulta poco amigable en muchos países del mundo en esta época del año.

Pese a estos antecedentes, depende de cada uno si el día será bueno o no.

 

Sepa más: