En Shani Shingnapur, un pueblo en la India, los habitantes creen que están protegidos por el dios Shani, por eso no utilizan puertas en sus casas y no tiene temor a los robos.

Los más antiguos aseguran que esta costumbre viene de hace varias generaciones, según señala este informe de la agencia AFP.

“Hace años Shani se apareció en sueños de los creyentes y les dijo que no necesitaban poner puertas en sus casas, les dijo ‘yo los protegeré’, por eso no tenemos puertas”, manifestó la ama de casa Jayashree Gade.

Pero no solo las casas, incluso el banco del pueblo tiene puertas solo para evitar que los perros entren y nunca están cerradas.

“El mundo entero tenía que saber que hay un lugar que se llama Shani Shingnapur, donde las casas no tienen puertas. Hay árboles pero no sombras, hay dioses pero no templos. Devotos de todo el estado (Maharashtra) y toda la India llegan hasta aquí para ver este pueblo”, expresó Sayaram Bankar, administrador del santuario de Shani.

Muchos cuestionan la leyenda de Shani Shingnapur; sin embargo, lo cierto es que el crecimiento del turismo ha estimulado enormemente la economía deel área dedicada al cultivo de arroz.

A pesar de los robos que recientemente se han presentado en esa localidad, la política sin puertas no deja de ser popular.