Facebook

Un pastor alemán, identificado como Ciccio, ha demostrado gran fidelidad a su dueña, fallecida hace dos meses, a quien visita a diario en el cementerio donde está enterrada.

Pero eso no es todo, el animal también repasa religiosamente las rutinas que realizaba junto a su dueña, María Corredera, la mujer que lo cuidó por varios años.

Incluso, Ciccio acude a misa en la iglesia que frecuentaba su dueña, hecho que ha generado gran admiración entre los pobladores de Santa María de la Asunción, en San Danos.

El hecho, muestra de la fidelidad de los canes hacia sus dueños, ya ha trascendido las fronteras del pueblo y muchos asocian este caso con la historia del perro Hachiko.