AFP

Un vuelo de la aerolínea estadounidense US Airways fue cancelado debido a que los propios pasajeros se negaron a volar en protesta por la expulsión del avión de un pasajero ciego que viajaba con su perro guía.

Durante el embarque, una azafata le advirtió a Albert Rizzi, invidente, que lo dejaba abordar al can solo con la condición de que el animal no saliera de debajo del asiento.

Sin embargo, el vuelo se retrasó y cuando se encendieron los motores y el avión empezó a vibrar con fuerza, el animal se puso nervioso y salió al pasillo, lo que hizo que la azafata se presentara ante Rizzi exigiendo en voz alta que él y su perro abandonaran el avión.

Al ver la escena, indignados pasajeros del vuelo que iba a salir de la ciudad de Filadelfia (estado de Pensilvania, EE.UU.),  se levantaron de sus asientos y se negaron a volar si a Rizzi y su perro no se les permitía permanecer en el avión.

Finalmente, el vuelo fue cancelado, la aeronave regresó a la terminal del aeropuerto de Filadelfia y los pasajeros fueron llevados a su punto de destino, Long Island, en autobús.

Tras este incidente, US Airways ha iniciado una investigación, informaron medios locales según recoge RT.com.