Daily Mirror

Una curiosa sorpresa se encontró este dron mientras grababa las imponentes turbinas eólicas, de más de 60 metros de altura, en la ciudad de Rhode Island.

Sobre el gigantesco sistema estaba un hombre mayor que estaba recostado  y aparentemente estaba durmiendo. 

Al escuchar al dron,  el hombre se levantó y comenzó a mirar al dron con un gesto de desaprobación.

El dron se acercó un poco más al hombre, de quien no se sabe nada, y éste le hizo una seña para saludarlo y la vez pedirle un poco de privacidad.

Al ver que el aparato volador se alejaba,  volvió a recostarse y continuó con su  placentera siesta.

Al parecer, este individuo sería un trabajador de la central que habría aprovechado que el aerogenerador estaba apagado para subirse, a través de la escalera interior, hasta lo alto y tomar el sol.

Kevin Miller, el piloto del dron, estaba de vacaciones en Rhode Island, por lo que decidió grabar las turbinas eólicas de la central. 

"Mi novia y yo estábamos de vacaciones en Rhode Island. Cuando vimos los molinos pensé que sería genial verlos de cerca. Fuimos hasta la central en coche y aproveché para grabar uno de ellos desde arriba, aprovechando que no estaba funcionando", explicó Miller al programa Deadline News.

Sin duda se llevó una sorpresa.

Miles de pollitos quedaron tirados sobre el pavimento.

Posted by RPP Noticias on Jueves, 27 de agosto de 2015

El pastor animó al joven que le pidiera matrimonio a su pareja en un lugar donde siempre fueron bien recibidos.

Posted by RPP Noticias on Jueves, 27 de agosto de 2015
Sepa más: