Una joven neoyorquina, identificada con el nombre de Kimberly, publicó en su cuenta de snapchat cómo, según ella, liberaba a una tortuga lanzándola a un estanque de agua; sin embargo, los comentarios en internet luego señalaron que el animal era una tortuga de tierra.

Al parecer, la joven confundió esta tortuga terrestre con una marina y decidió “liberarla” en un estanque de agua.

Se sabe que este tipo de reptiles está protegido por leyes federales y no puede nadar. Además, este no es único incidente con tortugas; otra joven de 20 años está afrontando 5 años de cárcel por haberse tomado una foto montando una tortuga marina.

Antes de lanzar al infortunado animal, Kimberly dijo mientras la sostenía: “No basta con dejarla en el camino, es tan linda. Salvar tortugas es un hobby”.

Sepa más: