Captura YouTube: Amanda Baker

Jasen Dixon es un poblador de la comunidad de Sycamore, Ohio, que tuvo la peculiar idea de construir un nacimiento protagonizado por zombies. Este hecho ha causado una gran polémica y molestia entre sus vecinos ya que lo consideran desagradable.

El municipio de dicha comunidad ya ordenó el retiro del nacimiento alegando que ocupa demasiado espacio al estar ubicado en el patio delantero de la casa de Dixon. 

La llamativa escenificación  muestra a un niño Jesús diabólico y unos cadavéricos reyes magos. “Quería un nacimiento y trabajé con lo que tenía”, aseguró Dixon a la prensa local.

Mientras algunos aficionados de las películas de terror y de zombies celebraban la decoración, otros vecinos lo encuentran irrespetuoso. Además, su popularidad causó problemas de tránsito, con hasta 40 autos estacionándose frente al adorno para fotografiarlo.

A pesar de que ya existe una orden para que  lo retire, Dixon se niega a desmantelarlo, asegurando que hacerlo violaría su derecho a la libertad de culto.

“He vivido aquí por 15 días y nunca he tenido una violación de cualquier tipo. Es una decoración por las fiestas. Sé que si fuera un nacimiento bonito, ellos no dirían nada”, señaló. No obstante, el plazo para retirar este ‘terrorífico’ montaje navideño vence el 26 de diciembre.