La fe le ha dado sentido a todo lo que me ha pasado, dice Pilar Sordo

La reconocida psicóloga chilena reconoce ´la fortuna de tener una vida difícil´ en donde la fe le ha permitido aceptar que las cosas siempre ocurren para algo. El 11, 12 y 13 de marzo Sordo vuelve a Lima.

 

La psicóloga chilena, Pilar Sordo, quien hace poco más de tres meses cautivó al público limeño con su conferencia “Viva la diferencia”, estará nuevamente en Lima el 11, 12 y 13 de marzo y reconoció que la fe ha tenido un papel muy importante en su vida, pues le ha dado sentido a todo lo que le ha pasado. 

 

Para la autora de varios libros como Viva la diferencia, No quiero crecer, Lecciones de seducción y su última publicación Bienvenido el dolor, que aborda la importancia del tema del dolor, el cáncer y la muerte, “las cosas siempre ocurren para algo, aunque uno no lo vea o no lo quiera ver”. 

 

El fracaso de su matrimonio la llevó a indagar más en las diferencias entre hombres y mujeres, y a emprender un trabajo de investigación que involucró a 8 mil personas de diversos países de Sudamérica en cinco años y que terminaría en la publicación de su primer libro. 

 

En el 2009, la marcó profundamente la muerte de su pareja que falleció de cáncer. Un año después, le tocó dar soporte emocional a los familiares de los 33 mineros atrapados en una mina en Chile y en el 2011, perdió a su amigo y conductor de televisión, Felipe Camiroaga, en un accidente aéreo en ese país. 

 

Estos hechos la llevaron a emprender su más reciente investigación, la cual saldrá pronto a la venta. “Soy poco rebelde frente a lo que la vida me presenta. Sea lo que me pase, bueno o malo, tiene que tener un sentido. Intento doblegar la cabeza para recibirlo con la mayor humildad y eso tiene que ver con la fe”, explicó.

 

¿Cómo vivir la diferencia?

 

En cuanto a las relaciones de pareja, Sordo explicó que las dos mayores dificultades que suelen enfrentar las personas son la poca tolerancia frente al otro y la cultura hedonista en la que vivimos, la cual busca el placer y evitar lo que sea desagradable. 

 

En ese sentido, dijo que muchas veces se cae en perseguir equivocadamente un ideal de perfección. “Si no tengo la cara, el cuerpo o el culo perfecto uno termina frustrado, cuando la gran gracia de la vida es aprender a vivir en la imperfección”, señaló.    

 

Sobre la mayor incidencia de divorcios que existen, explicó que se enfoca “el tema del yo y tú, pero no se hace mucho con el nosotros. Para construir el nosotros se requiere ceder, de generosidad, de pensar en el otro, e incluso a veces dejar de pensar en mi, y eso es considerado poco moderno”. 

 

De otro lado, explicó que la mujer tiene que recuperar su capacidad de goce. “No podemos seguir haciendo todo lo que hacemos, hacemos muchas cosas, la mayoría bastante bien, pero quejándonos todo el día. Tenemos que empezar a agradecer y asumir desde la alegría y no desde la queja permanente”, dijo.

 

“Las mujeres pueden tener puestos de liderazgo o posiciones en el mundo laboral o social sin tener que traicionar lo que somos. Para ser una buena jefa no se necesita ser dura ni fría necesariamente. Las mujeres son cada vez más capaces de hacer lo que hacemos desde nuestro rol femenino”, advirtió.

 

Finalmente agregó que “los hombres han empezado a entender que tienen que seguir manteniendo su galantería y masculinidad, sin que por eso no puedan llegar a cambiarle los pañales a un bebé, cantar una canción o regalar una flor. Eso no los hace más o menos machistas. A la larga se trata de compartir la vida”. 

 

Las tres conferencias de Pilar Sordo se llevarán a cabo el 11, 12 y 13 de marzo en el Centro de Convenciones del Hotel María Angola. Las entradas están a la venta en Teleticket.