Síndrome de Burnout: Cuando el estrés afecta nuestra salud emocional

La actual cuarentena ha implicado un cambio abrupto que puede generar un agotamiento físico y emocional que conlleve a sentirse desmotivado y con una pérdida de identidad. Esto hace muy probable que las personas puedan padecer este síndrome.

La actual cuarentena ha implicado un cambio abrupto que puede generar un agotamiento físico y emocional que conlleve a sentirse desmotivado y con una pérdida de identidad. Esto hace muy probable que las personas puedan padecer este síndrome. | Fuente: Getty Images

Mucho se ha hablado acerca del estrés laboral durante este período de cuarentena, pero poco se ha hablado acerca de uno de los males que se presentan a partir de la aparición de este problema: el síndrome de Burnout.

Este mal surge como consecuencia del estrés laboral y tiene algunos síntomas característicos, como el agotamiento físico, cansancio permanente, desgaste emocional. De ahí el nombre de burnout, que significa estar quemado.

La actual cuarentena ha implicado un cambio abrupto que puede generar un agotamiento físico y emocional que conlleve a sentirse desmotivado y con una pérdida de identidad. Esto hace muy probable que las personas puedan padecer este síndrome.

Carolina Dianderas, docente de psicología la Universidad Tecnológica del Perú (UTP), brinda algunas recomendaciones que pueden ayudarnos a afrontar este síndrome.

Respeta tus horarios y espacios de descanso

Al concluir tu jornada de trabajo es importante descansar. Además, evita trabajar en tu dormitorio. Es importante separar el ambiente de descanso del de trabajo para que nuestra mente pueda despejarse al concluir la jornada laboral.

Despeja tu mente

Incluye actividades de recreación como desfogues creativos (bailar, pintar, ver una película o ejercitarte en tu rutina diaria). Esto te permitirá recuperar energía. No descuides tu círculo social

Conserva tus amistades y contacta a tus amigos de manera virtual. Te ayudará a despejar tu mente y manejar tus emociones de angustia y preocupación.

Ejercita tu mente

Practica ejercicios de relajación como la respiración profunda, el yoga, la meditación, escucha música relajante o toma una ducha prolongada de agua caliente. Esto funcionará como un mecanismo de bienestar mental.

Motívate

Deja de decir “no puedo” y transfórmalo por un “¿cómo puedo hacerlo?”, lo que será muy muy efectivo para solucionar problemas de forma creativa. Lleva esto a tu plan de vida, establécete objetivos a corto, mediano y largo plazo.

No olvides celebrar tus victorias, por más pequeñas que estas sean porque pueden tener un importante impacto en tu vida y adapta tu ambiente de trabajo a modo de optimizar el uso de tu tiempo y evitar distracciones.

Mantén buenos hábitos

No descuides los buenos hábitos. Ten una buena alimentación y haz ejercicio.