Advierten sobre el potencial abortivo del gas lacrimógeno

Según experto, las bombas lacrimógenas que usa la policía chilena llevan componentes con un potencial efecto abortivo.
RPP/ Rolando Gonzales

Las bombas lacrimógenas que usa la policía para disuadir manifestaciones llevan componentes químicos con un potencial efecto abortivo, asi lo reafirmó un toxicólogo de la facultad de medicina de la Universidad de Chile.

"Lo mencionamos como posibilidad en un estudio que hicimos nosotros", dijo el doctor Andrei Tchernitchin en declaraciones a Radio Cooperativa, al referirse al "o-clorobenzilideno malonodicrido, un agente irritante" que "puede producir hasta edema pulmonar".

Tchernitchin añadió que el gas lacrimógeno que utiliza el cuerpo de Carabineros (policía militarizada), produce lagrimeo, visión borrosa, irritación bucal, cefalea, salivación intensa y dificultad para respirar y también puede causar sangrados de la nariz.

La semana pasada, y tras publicarse un informe mundial sobre el tema, el mayor de la Prefectura de Fuerzas Especiales Oscar Ríos dijo que los gases por ellos utilizados "están autorizados por organismos internacionales; tal es así que los ocupan países tanto de América Latina como de Europa".

El material que contienen las bombas lacrimógenas de Carabineros "se encuentra con las normas de certificación internacional que corresponde", añadió Ríos.

Sin embargo, el toxicólogo dijo este lunes que el estudio hecho por la Universidad de Chile confirmó que uno de los efectos del gas puede ser inducir abortos o partos prematuros y que Israel confirmó que este componente es abortivo.

Además, el citado ingrediente de las bombas lacrimógenas también puede causar problemas respiratorios graves a las personas ancianas y los niños.

El científico sostuvo, asimismo, que el uso de estos elementos genera un efecto contrario al deseado, es decir, que "la sustancia química induce a la agresividad y violencia, tanto en la población que se está manifestando como en quienes la están usando como arma".

Investigaciones científicas comprueban que los tóxicos de las sustancias que llevan esas bombas pueden permanecer durante años en el cuerpo humano, con lo que causan daños irreparables.

De hecho, el diputado y médico Enrique Accorsi también había dicho a los periodistas que la mezcla de sustancias utilizadas por Carabineros "es mortal si se utiliza de manera reiterada" porque "provoca daños cerebrales irreparables".