Dietas rigurosas para el verano ocasionan ´efecto rebote´, advierten

´No hay medicamento ni dieta maravillosa en el mundo que en una semana pueda hacer bajar de peso´, indica el Colegio de Nutricionistas del Perú.
Foto: Difusi
Aquellas personas que piensan que al someterse a dietas rigurosas, consumiendo pastillas o tomando determinadas hierbas van a obtener la figura deseada para el verano, están engañándose, porque lo único que obtendrán es malhumor y lo peor es que sufrirán el denominado "efecto rebote".

La decana del Consejo Regional IV del Colegio de Nutricionistas del Perú, Roxana Fernández, explicó que "con las dietas rigurosas hay que tener mucho cuidado, además no hay medicamento ni dieta maravillosa en el mundo que en una semana pueda hacer bajar de peso".

Asimismo, señalo que lo más peligroso de bajar de golpe es sufrir el efecto rebote.

"El metabolismo queda ávido del consumo de azúcar, grasa, carbohidratos y al lograr la meta de bajar, el cuerpo se prepara para alguna actividad y come todo lo que ve; al hacerlo se recupera lo que bajado e incluso se duplica el peso perdido", explicó.

Por ejemplo,  indicó, "si baja cuatro kilos, recupera ocho, además se ve afectado todo el organismo, porque se intenta cambiar el metabolismo; a ello se suma que el humor cambia, uno se vuelve agresivo, e irritable", indicó.

Lo ideal en una dieta, señala, es que debe tener macronutrientes (carbohidratos, proteínas y grasas), micronutrientes (minerales y vitaminas) y consumo de agua.  Por lo mismo que en el verano la temperatura corporal se eleva y se debe consumir entre dos a tres litros de líquido, dependiendo del metabolismo de cada persona.

Asimismo, detalló que es óptimo consumir una buena cantidad de frutas y verduras, porque muy aparte de las proteínas y minerales que nos puedan proporcionar hay que resaltar el que poseen  un alto contenido de antioxidantes, el cual nos va a prevenir de muchas enfermedades, como el cáncer.

Por ello recomienda consumir cinco raciones de frutas y verduras al día, lo que sería en promedio unos 350 a 450 kilogramos diarios, el cual se puede dar en un plato de ensalada bien servida y un mate, té helado o limonada son opciones para acompañar la dieta.

Una persona debe bajar un kilo por semana, "bajar de peso es un tratamiento integrado y es un proceso largo que se da poco a poco", resaltó.

Por otro lado, mencionó que los nutricionistas están en contra de ofrecer pastillas o hierbas para bajar de peso,  ya que el régimen ideal es personalizado porque se hace en base de los requerimientos nutricionales de cada persona, a su actividad, edad, sexo, y a su condición por ejemplo si va a querer gestar pronto o acaba de dar a luz.

"No se pueden estandarizar las dietas para todo el mundo", añadió.

Comentó,  que "las pastillas que generalmente se ofrecen son anfetaminas que actúan sobre el sistema nervioso central, para medir la ansiedad de comer y la bloquea, pero al hacerlo la persona se irrita, porque nuestras neuronas se alimentan solo de glucosa y estás se encuentran en los carbohidratos"

-ANDINA