El mal aliento puede ser indicador cáncer a los pulmones

Especialista indica que el 10% del mal aliento no proviene de la boca y son síntoma de otras enfermedades.

El dentista Jorge Jaime Mata, comentó que el 90% de las causas del mal aliento o halitosis están en la cavidad bucal y, en muchos casos, pueden ser tratados en consultas odontológicas.  

Estos son: caries, dientes infectados, enfermedad periodontal, puentes o curaciones mal hechos o desadaptados, contaminación de prótesis, la acumulación de sarro entre el diente y la encía, entre otros.

No olvide limpiar su lengua

Recomendó recordar la limpieza de la lengua pues por su anatomía es una zona fácil, atrapa restos de alimentos y acumula sarro, al igual entre los dientes y las encías. Explicó que si la lengua está blanca es que presenta sarro e incluso emite gases sulfurados que generan el mala aliento.

Aclaró que los enjuagatorios comerciales no son la solución a la halitosis. Indicó además que ahora existen cepillos dentales con limpiador de lengua incorporado, pues “se ha detectado que la mayoría del mal aliento viene por la lengua sucia”.

Sobre los alimentos

Jorge Jaime Mata mencionó que la halitosis puede ser generada por alimentos como la cebolla, el ajo, comidas muy condimentadas, entre otros, sin embargo estos proporcionan un mal aliento pasajero.

10% de causas de mal aliento no provienen de la boca

Afirmó además que otras enfermedades pueden ser generadoras de la halitosis, como el cáncer del pulmón, por lo tanto es importante acudir ante un médico especialista.

Los problemas respiratorios también afectan el aliento: sinusitis, amigdalitis crónica, problemas de faringe, entre otros.

Sostuvo que el aliento viene de dentro del estómago, por lo tanto entre los generadores de halitosis se encuentra el temido helicobacter pylori, bacteria que causa la gastritis. Otros problemas digestivos, gástricos y hepáticos. Acotó que quienes padecen diabetes presentan un aliento característico similar a la acetona.

DATO: “Entre la última comida y la primera, tiene que haber 12 horas de diferencia para tener una buena digestión”.