|

Medina estética: ¿Qué hace que los hombres busquen procedimientos estéticos?

La intensa presión que sufren los hombres por lucir jóvenes y vitales. Hoy en día, esto cada vez sucede menos. De hecho, en mi consultorio, la estadística reciente muestra que aproximadamente 30% - 35% de los pacientes, son hombres

La intensa presión que sufren los hombres por lucir jóvenes y vitales. Hoy en día, esto cada vez sucede menos. De hecho, en mi consultorio, la estadística reciente muestra que aproximadamente 30% - 35% de los pacientes, son hombres | Fuente: AFP

Hasta hace poco, el mundo de los procedimientos quirúrgicos y no quirúgicos era un terreno casi exclusivo para mujeres. En nuestra sociedad, para un hombre era impensable someterse a un “arreglo” bajo el riesgo de que se cuestione su virilidad; o al menos, si lo hacían, se convertía en el secreto mejor guardado. Hoy en día, esto cada vez sucede menos. De hecho, en mi consultorio, la estaíistica reciente muestra que aproximadamente 30% - 35% de los pacientes, son hombres.

¿Qué lleva a un hombre a buscar ayuda cosmética?

En conversación con los pacientes, podría resumir que muchos de ellos, se sienten sumamente presionados por ganar una batalla casi Darwiniana para sobrevivir en el mundo corporativo, donde individuos vistos como “mayores” corren el riesgo de dejar de ser tomados en cuenta. Simplemente buscan “alinear” su vitalidad interior con su aspecto exterior. Más aún, si el mundo laboral en el que se encuentran está dominado por personas jóvenes.

Ayuda, también, que la sociedad en general, ya no se espanta cuando un caballero entra a una peluquería y solicita una manicure. Nadar en aguas “menos hostiles” facilita que el sexo masculino busque mejorar su aspecto con menos preocupaciones. Un acto que antes podría considerarse narcisita o falto de hombría, ahora es percibido como un acto de “auto cuidado”.

Un comentario que me llamó la atención, es que verse bien afecta su capacidad de empleabilidad, además de su capacidad de retención del puesto de trabajo actual. Probablemente, en esta época de pandemia, en el que muchas personas ven que sus trabajos tambalean, esa preocupación se haya ahondado. Y claro, están las redes. Verse bien en sus redes sociales también es un deseo en incremento que lleva a buscar mejoras físicas reales.

5 procedimientos más solicitados

Sin duda, el objetivo es verse jóven y vital… y alerta!. Esto significa “matar” el aspecto de cansancio y poca energía. Estas son los principales procedimientos solicitados por los caballeros:

1. Arrugas

En este rubro, la aplicación de Botox para reducir las arrugas generadas por movimiento del rostro es lo más solicitado. Aquí se mejoran las patas de gallo, el entrecejo, la frente, etc.

En segundo lugar, el relleno de aquellas arrugas que se convirtieron en surcos profundos. Esto se hace con Acido Hialurónico o la inyección de grasa del propio paciente.

2. Párpados superiores y bolsas debajo de los ojos

Tanto el exceso de piel sobre el ojo (que en algunos casos no permite ver bien) como las bolsas debajo de los ojos generan una percepción de cansancio, mal humor o, incluso, enfermedad. Esto se corrige con una cirugía mínimamente invasiva y de rápida recuperación.

3. Rinoplastía

La corrección de la nariz, no sólo lo ayuda a respirar mejor, sino que impacta en el aspecto general del rostro. La armonía del rostro es un factor importante en el concepto de belleza, tanto femenina como masculina.

4. Limpieza y firmeza de la piel del rostro

Lo más pedido: Dermopen médico, limpiezas faciales profundas y peelings. Esto también con el fin de alargar la duración de otros tratamientos. Tratamientos con ultrasonido y Radiofrecuencia para “atacar” la flacidez también son sumamente demandados.

5. Lifting faciales

Si, lifting faciales. Quienes desean una corrección completa, buscan esta cirugía.

Un mejor ambiente de recuperación

Sucede que, la posibilidad de estar en casa, en ropa cómoda y menos movimiento presenta la oportunidad de un mejor ambiente de recuperación para un paciente que acaba de someterse a un procedimiento quirúrgico o no quirúrgico. Además, esto también facilita no estar expuesto a todo un ambiente lleno de colegas o colaboradores que puedan “darse cuenta” de lo que se hizo y hacer preguntas incómodas.

Las mascarillas, también aportan lo suyo. Dado que ya nadie se sorprende si alguien aparece con mascarilla, esta prenda se ha convertido en el perfecto camuflaje para ocultar una rinoplastía, un aumento de mentón, o algún procedimiento en esta zona del rostro que ahora se puede tapar.

¿A qué edad es recomendable?

Con cada vez más frecuencia, observo hombres jóvenes en busqueda de, no sólo corregir arrugas o signos de vejez, sino de prevenir su aparición. Sin duda, eso pospone procedimientos quirúrgicos más radicales.

En general, no hay una edad para empezar ni una edad límite para tratamientos no quirúrigcos. Por sus carácteristicas, estos son menos invasivos y tienen un tiempo de duración.

Por otra parte, en caso de una operación, se recomienda que la persona sea mayor de edad; además de gozar de buena salud general, cosa que se comprobará previo a cualquier cirugía.