|

Nutrición: Juntos por un verano saludable

Por Oscar Calvo Torres docente de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad Privada del Norte. El calor del verano está aquí y con el también aumenta el consumo de diferentes alimentos para refrescarnos. Sin embargo, es importante recordar que helados, cremoladas y bebidas frías, usualmente contienen un alto contenido de azúcar.

El calor del verano está aquí y con el también aumenta el consumo de diferentes alimentos para refrescarnos. Sin embargo, es importante recordar que helados, cremoladas y bebidas frías, usualmente contienen un alto contenido de azúcar. | Fuente: Freepik

Por Oscar Calvo Torres docente de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad Privada del Norte.

El calor del verano está aquí y con el también aumenta el consumo de diferentes alimentos para refrescarnos. Sin embargo, es importante recordar que helados, cremoladas y bebidas frías, usualmente contienen un alto contenido de azúcar.

El clima caluroso que estamos viviendo en estas semanas nos provoca consumir algunos alimentos fríos. Las alternativas para combatir el calor son variadas, pero no siempre saludables. Por ejemplo, muchas personas recurren a los helados que encontramos en las tiendas. Los helados "de hielo" con sabor a diferentes frutas tienen aproximadamente 70 calorías por unidad y son altos en azúcar al contener en promedio 3 cucharaditas por paleta. Los helados "de crema", encontramos el de sabor a chocolate, tienen más azúcar y calorías, así como grasas saturadas. Cuando se consume en exceso, este tipo de grasa suele causar aumento de peso y problemas al corazón.

Otra parte de la población recurre a alternativas más naturales como cremoladas de frutas. Sin embargo, la pulpa de la fruta, muchas veces, está acompañada aproximadamente de 10 cucharaditas de azúcar en un vaso mediano. Algo similar sucede con el jarabe que se coloca en las raspadillas, además no sabemos si el hielo usado está hecho de agua limpia.

Las bebidas frías también son una alternativa. Es importante controlar la cantidad de gaseosas y otras bebidas azucaradas porque pueden causarnos obesidad e incluso enfermedades como la diabetes. Otro punto a considerar es cuidar el nivel de dulce al momento de preparar refrescos caseros debido a que suelen sentirse menos azucarados cuando están frías. Es mejor agregar el azúcar en el agua antes de añadir el hielo.

Para cuidar nuestra salud durante el verano, es importante elegir alternativas saludables. Podemos comer frutas bien, congeladas para enfriar y mejorar la textura de un jugo o hacer helados caseros bajos en azúcar o con estevia. La mejor opción para hidratarnos es el agua pura y si está fría nos ayudará a refrescarnos.

En conclusión, contamos con muchas alternativas de alimentos fríos para hacerle frente al caluroso verano. Evite el exceso de alimentos y bebidas azucaradas. Aprenda a consumir agua, que le ayudará a mantener un nivel de vida más saludable.

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.


NUESTROS PODCASTS

Espacio Vital

¿Qué es la "Flurona"?


En Israel se detectó el primer caso de "Flurona", es decir un contagio de covid-19 e influenza a la vez. ¿Cómo se produce esto y cuál es el nivel de gravedad? El Dr. Elmer Huerta nos explica.