|

Verano intenso propicia la aparición de hongos y sarpullidos

Espacialista advierte que estas afecciones a la piel se pueden contagiar de una persona a otra o en lugares de uso público.
EFE

El aumento de la temperatura y de la radiación solar en el verano puede ocasionar problemas dermatológicos, advirtieron especialistas de Essalud, al sugerir a la población que, ante estos casos, acuda al dermatólogo y evite la automedicación.

Si bien ambas afecciones son las más comunes en los meses de calor, también pueden presentarse otras de origen bacteriano, como el impétigo (dermatosis inflamatoria e infecciosa caracterizada por la aparición de vesículas con pus aisladas o aglomeradas).

Verónica Galarza, del Servicio de Dermatología del hospital Alberto Sabogal de Essalud, detalló que esta afección a la piel se puede contagiar de una persona a otra.

La especialista indicó que los hongos, por lo general, se presentan por la falta de higiene de las personas, así como por el mal mantenimiento y desinfección de las piscinas, pozas, duchas, entre otros factores de riesgo.

En el caso de la higiene personal, la experta recomendó el aseo constante con jabón y no usar calzado muy cerrado, pues con las altas temperaturas se incrementa el sudor del pie, lo que favorece la presencia de los hongos.

Asimismo, insistió en el cuidado que se debe tener al ingresar a una piscina o ducha. Por eso, se recomienda bañarse con sandalias y secarse bien entre los dedos, uno por uno.

Sobre el sarpullido dijo que este, generalmente, se presenta en niños pequeños por el excesivo sudor. En este caso, es recomendable no abrigar mucho al niño y bañarlo con mayor frecuencia. Galarza sugirió no usar talcos, pues este producto tapa los poros cuando el niño necesita sudar.

En todos estos casos, puntualizó que la persona no debe automedicarse, sino acudir al dermatólogo para que, en primer lugar, detecte la causa del problema, que puede ser un virus o bacteria, y luego se establecerá el tratamiento debido.

ANDINA