|

Viruela del mono: ¿Puede convertirse en la próxima pandemia?

Por Geraldine A. Guzmán Castillo, coordinador especialista de la Facultad de Salud de la Universidad Privada del Norte (UPN). La viruela del mono es una zoonosis y sus síntomas son similares a los que padecían los pacientes con viruela, aunque con menos severidad.

La información actual indica que su transmisión tiene lugar a través de contacto con heridas, fluidos corporales, gotas y material contaminado, como ropa de cama; y su periodo de incubación es rápida durante la primera semana, aunque puede ir hasta los 21 días. | Fuente: AFP/ OMS | Fotógrafo: CYNTHIA S. GOLDSMITH

Por Geraldine A. Guzmán Castillo, coordinador especialista de la Facultad de Salud de la Universidad Privada del Norte (UPN).

Desde la erradicación de la viruela en los ochenta, la viruela del mono asumió un papel destacado que afecta a las comunidades humanas. Considerada una enfermedad rara, originaria de África, donde es endémica. La viruela del mono es una zoonosis (virus transmitido a los humanos por animales) y sus síntomas son similares a los que padecían los pacientes con viruela, aunque con menos severidad.

Desde mayo, en Europa se iniciaron reportes con casos confirmados, luego en Canadá y Estados Unidos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha indicado que existen 6,027 en 59 países y la ha declarado como enfermedad mundial con un nivel de riesgo "moderado”.

La viruela del mono es contenible, pues se puede controlar la infección en humanos. Hay antivirales y vacunas que según los estados se podrán utilizar según el riesgo en cada país. Por otro lado, no se podría considerar la próxima pandemia si la comparamos con el COVID-19, porque la viruela del mono es una enfermedad que ya se conoce, es menos transmisible que COVID-19 y sólo se contagia si el paciente es sintomático, lo que permite cortar la cadena de transmisión.

SÍNTOMAS 

La información actual indica que su transmisión tiene lugar a través de contacto con heridas, fluidos corporales, gotas y material contaminado, como ropa de cama; y su periodo de incubación es rápida durante la primera semana, aunque puede ir hasta los 21 días.

A inicios de mayo, las manifestaciones clínicas estaban relacionadas a la típica erupción tan característica de la viruela humana (cara, cuerpo, manos y pies); ahora, después del período de incubación, se da la aparición de signos y síntomas parecidos a la gripe. Algunos no tienen fiebre, aparece un rash a nivel de los genitales localizado y no se dispersa a otras áreas; otros sienten dolor de cabeza, fatiga, entre otros. Actualmente, se sospecha que puede transmitirse por secreciones genitales y fluidos corporales.

Si bien no existe una vacuna desarrollada específicamente contra la viruela del mono, algunos países apelan a la inyección contra la viruela humana, porque ofrece una protección mayor al 80% pues ambos virus son bastante similares.

El Ministerio de Salud (MINSA) indica que nos encontramos en alerta epidemiológica. Una alerta epidemiológica se emite y difunde cada vez que aparece una sospecha de una situación de riesgo potencial para la salud de la población, frente a la cual es necesario el desarrollo de acciones de Salud Pública urgentes y eficaces. Debe quedar claro que hasta la fecha se han detectado 29 casos confirmados de viruela del mono en Perú.

NUESTROS PODCASTS

Espacio Vital

¿Qué medidas se tomaron desde la aparición de los primeros casos de la viruela del mono?


La viruela símica es una zoonosis vírica (enfermedad provocada por virus transmitido de los animales a las personas) que produce síntomas parecidos a los que se observaban en los pacientes de viruela en el pasado, aunque menos graves. Con la erradicación de la viruela en 1980 y el posterior cese de la vacunación contra la viruela, la viruela símica se ha convertido en el ortopoxvirus más importante para la salud pública, señala la Organización Mundial de la salud. Esta mañana el doctor Elmer Huerta nos explica qué se hizo para controlar la expasión de la viruela del mono desde su aparición.