Bebés: Hablar mucho con ellos mejora su aprendizaje

Según especialista, en los niños de tan solo tres meses de edad, las palabras ejercen una influencia especial que promueve su habilidad para formar una categoría.
RPP

Hablar constantemente a los bebés promueve su proceso de aprendizaje y fija su atención a objetos por categorias de palabras, según un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Northwestern en Estados Unidos.

Durante la investigación, los cientificos notaron que los bebés que escuchan palabras podían formar categorías, es decir conceptos que agrupan a un conjunto de cosas con algo en común. Sus conclusiones fueron publicadas en la revista Desarrollo Infantil.

Los especialistas Alissa Ferry, Susan Hespos y Sandra Waxman trabajaron con 46 bebés sanos de entre 2 y 4 meses de edad cuyo parto había llegado a término, es decir que no eran prematuros. La mitad de ellos escuchó palabras mientras que, el resto, se manejó con tonos.

Los bebés del grupo de las palabras miraron varios dibujos de distintos tipos de peces, y en cada imagen escucharon la misma palabra con una frase como: “Mira el toma”. “Toma” fue la palabra elegida por los autores para repetir oralmente cada vez que los chicos veían un pez.

Frente a las mismas imágenes, los niños del otro conjunto oyeron una serie de sonidos de la misma duración y tono.

A continuación, los investigadores mostraron a cada bebé una imagen de un nuevo tipo de pez y de un dinosaurio. Los chicos que habían escuchado la palabra “toma” miraron un rato largo la imagen del pez, mientras que el grupo que había oído los ruidos miró cada imagen con la misma intensidad.

Los autores dijeron que estos resultados fueron sorprendentes, ya que podrían indicar que los niños que escucharon las palabras adquirieron una nueva categoría mientras que los que oyeron los sonidos no lograron hacerlo.

“En los niños de tan solo tres meses de edad, las palabras ejercen una influencia especial que promueve su habilidad para formar una categoría. Estos hallazgos constituyen la primer evidencia de que hay una relación entre las palabras y las categorías de los objetos”, dijo Hespos.