COVID-19 y candidata a vacuna de Johnson & Johnson: ¿Es importante que sea de una sola dosis?

Esta mañana se dio la alerta mundial de que Johnson & Johnson comenzará la fase 3 de los ensayos clínicos de su candidata a vacuna, que incluye a voluntarios en Perú. Elmer Huerta, Consejero Médico de RPP Noticias y experto en Salud Pública, comentó algunas ventajas de dicho proyecto.

Esta mañana se dio la alerta mundial de que Johnson & Johnson comenzará la fase 3 de los ensayos clínicos de su candidata a vacuna, que incluye a voluntarios en Perú. | Fuente: AFP

Johnson & Johnson inició este miércoles la fase 3 de los ensayos clínicos de su candidata a vacuna contra la COVID-19 con una sola dosis, a diferencia de otros proyectos como Moderna y Pzifer. 

Elmer Huerta, Consejero Médico de RPP Noticias y especialista en Salud Pública, comentó que esa característica (que sea de una sola inyección) es una ventaja para países de bajos y medianos recursos, como el Perú.

"La candidata a vacuna de Johnson & Johnson tiene varias ventajas, más para países con bajos y medianos recursos, como es el caso de Perú. Una es que necesita una sola dosis hasta ahora. La otra es que el producto no necesita ser congelada para su transporte. Este detalle, que parece mínimo, es importantísimo en países pobres", comenta.

Agrega además que la temperatura de conservación es otro factor clave para el precio y acceso de esas vacunas. "Por ejemplo, la vacuna de Pzifer necesita estar congelada a -80ºC, es decir, necesitas una mega refrigeradora para que esa vacuna llegue a Chachapoyas, Juliana, Chiclayo, ¿de dónde va a salir esa refrigeradora? Estos son los elementos que el Ministerio de Salud tiene que estar mirando porque si voy a poner millones de dólares en una vacuna que necesite esa refrigeradora va a aumentar los precios", explica.

FASE 3: ¿Qué significa esta etapa de ensayos clínicos?

Elmer Huerta explica que el inicio de la fase 3 de los ensayos clínicos de Johnson & Johnson es importante para el Perú porque va a ser uno de los países en los cuáles se va a probar.

"Como sabemos las vacunas y los medicamentos se desarrollan en dos grandes etapas: preclínica y clínica. En la primera no interviene el ser humano en sus estudios, en la segunda sí interviene en los experimentos. La primera es en tubos de ensayos, en animales y se obtiene un producto. En la segunda se da en seres humanos para probarla y esta está subdividida en tres etapas: fase 1, 2 y 3", explica.

En la fase 1, esos seres humanos merecen un monumento, que generalmente son 50 personas, reciben un producto por primera vez que ha sido desarrollado en tubos de ensayo y en animales para ver qué les pasa cuando les aplican esa vacuna. En esta fase se sabe la seguridad inmediata y si desarrolla anticuerpos o no.

"En la fase 2 ya son cientos de personas y se ve si el cuerpo produce anticuerpos o si hay algún elemento de toxicidad. En la fase 3 hay más personas. En el caso de la de Johnson & Johnson, pro ejemplo, ellos dicen que van a requerir entre 80 y 100 mil voluntarios para probarla. La de Moderna, Pzifer requieren 60 mil personas", menciona.

¿Cuál es la importancia del tamaño de la muestra?

"En estadística hay un concepto importante que es el tamaño de la muestra, cuanto más grande es el número de voluntarios más fuerte va a ser la relación estadística que tú vas a encontrar en lo que vas a buscar, en este caso la presencia de efectos secundarios y anticuerpos en las personas vacunadas. Esa es la fase que ha comenzado y se espera que para fin de año se tengan los resultados", finaliza.