Cuida tus pestañas: recuperar una sola demora casi dos meses

Las pestañas se desarrollan en el útero de la madre. Descuidar la higiene o errores con el maquillaje las pone riesgo.

Las pestañas aunque parecen cumplir un rol decorativo en el rostro de una mujer, cumplen la importante función de ser una barrera de protección que evita el ingreso de cuerpos extraños al ojo.

Ellas se desarrollan en el útero de la madre y en total tenemos cerca de 400, alrededor de 100 ubicadas en el párpado superior y unas 80 en el párpado inferior. "Algunas son más pobladas, largas o cortas. Depende de la genética", explica la dermatóloga de EsSalud Giuliana Nieto.

Perder una sola pestaña implica esperar de 6 a 8 semanas hasta que nazca otra en su lugar, por eso hay que ser cuidadosos a la hora de la higiene o de aplicar algún maquillaje, en el caso de las mujeres. "Al usar un rizador, latitas o una cuchara para rizarlas, se puede hacer tracción y hacer que caigan", advierte Nieto.

Un adecuado cuidado de las pestañas evitará problemas a nivel de los párpados o del globo ocular. | Fuente: Getty Images

Además, la especialista aclara que el correcto uso del rímel es colocarlo de la mitad hacia la punta de la pestaña, no desde la base del párpado, "para evitar las partículas que pueden obstruir los poros de donde nacen las pestañas y hacer que se caigan".

De preferencia las pestañas postizas no deben ser de uso permanente, sobre todo las de uno por uno. Además, el pegamento que se emplee, no debe ser uno que se solidifique. "Después lavar los ojos con agua de manzanilla y echar en vaselina, glicerina o algún tipo de aceite de bebé en el borde de la pestaña, para hidratar. De lo contrario, puede producirse una dermatitis o irritación".

Nieto precisa que es necesario desmaquillar el ojo, que incluye retirar el rímel de las pestañas, para evitar la inflamación del borde del párpado, llamado blefaritis. "También puede ocurrir una triquiasis, cuando las pestañas crecen hacia adentro, como un cuerpo extraño que hinca el ojo y genera inflamación del globo ocular".

Un descuido además podría hacer que aparezcan orzuelos, que son una infección de las glándulas sebáceas ubicadas en la base de las pestañas.