|

Día Mundial de la Diabetes: Recomendaciones para cuidar tu visión

Cada 14 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Diabetes. Se estima que, para el 2030, habrá 643 millones de adultos con diabetes alrededor del mundo.

“La glucosa es una sustancia que se utiliza como energía para el buen funcionamiento de las células. Cuando los niveles de glucosa están elevados, las células empiezan a fallar. | Fuente: Difusión

Según la Federación Internacional de la Diabetes, en América, hay 83 millones de personas con diabetes. Esta enfermedad sería la sexta causa de muerte en el continente, de acuerdo con cifras de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), debido a que el exceso de glucosa en la sangre puede ocasionar ataques cardíacos, derrames cerebrales e insuficiencia renal. Además, es una de las principales causas de ceguera en el mundo.

“La glucosa es una sustancia que se utiliza como energía para el buen funcionamiento de las células. Cuando los niveles de glucosa están elevados, las células empiezan a fallar. A nivel ocular, si los vasos sanguíneos de la retina o de la mácula se inflaman, puede llegar a haber retinopatía diabética o un edema macular diabético. Por otro lado, el daño en el cristalino puede causar catarata; mientras que, en el nervio óptico, podría ocasionar glaucoma”, señala el Dr. Gerardo Arana, especialista de Oftálmica Clínica de la Visión, institución que supera los estándares de calidad al contar con niveles de satisfacción muy superiores a los de otras clínicas, según el promedio establecido en el informe de marcas 2021 de Arellano Consultoría.

Cerca del 90% de la pérdida visual ocasionada por estas patologías puede prevenirse, de acuerdo a investigaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

RECOMENDACIONES

Por eso, el doctor Arana brinda las siguientes recomendaciones para que los pacientes con diabetes cuiden su salud ocular:

- Controle sus niveles de azúcar y su presión arterial. El endocrinólogo le ayudará a controlar los niveles de glucosa en la sangre; mientras que el cardiólogo podrá evaluar el estado de sus vasos sanguíneos y su presión arterial. Si su presión y su glucosa están controladas, se podrá evitar una pérdida de visión.

- Controle su alimentación y evite el sedentarismo. Para bajar la glucosa, es importante tener una dieta balanceada —en la que se eviten harinas y azúcares—, así como realizar ejercicio regularmente. “Si el paciente no toma los cuidados necesarios para controlar su diabetes, en cuatro o cinco años, dependiendo de sus niveles de azúcar en la sangre, se pueden comenzar a dañar los vasos sanguíneos o a producir enfermedades como cataratas”, señala el especialista de Oftálmica Clínica de la Visión.

- Acuda a sus controles oftalmológicos anuales. Como medida de prevención, acuda al oftalmólogo una vez al año, inclusive si no muestra síntomas de pérdida de visión. Solo se requerirán exámenes más frecuentes si hubiese alguna lesión ocular, con el fin de evitar su progresión.

Según investigadores de los CDC, cuatro de cada diez pacientes diabéticos no se hacen los exámenes oftalmológicos que sus médicos recomiendan, con lo cual agravan las enfermedades oculares diabéticas. Un tratamiento oportuno podrá detener o revertir la pérdida de visión.

“Las cataratas se operan con técnicas modernas que le aseguran al paciente una recuperación rápida. En el caso de la retinopatía diabética o del edema macular diabético, se realiza un tratamiento con láser que detenga su avance. Lo más importante será diagnosticar la enfermedad lo antes posible, ya que hay una alta proporción de pacientes que no presentan síntomas al inicio”, asegura el experto.

NUESTROS PODCASTS

Espacio Vital

¿Qué experiencias cuentan los pacientes que regresan de una experiencia cercana a la muerte?

La noción de experiencias cercanas a la muerte ha fascinado a la gente durante mucho tiempo. La idea es que algunas personas informan experiencias profundas después de despertarse de un paro cardíaco: su corazón se detuvo, recibieron RCP, finalmente se recuperaron y vivieron para contarlo.