Divorcio puede perjudicar la salud de los hijos

Hijos de padres divorciados tienen mayores niveles de un marcador inflamatorio en la sangre, utilizado para predecir enfermedades coronarias y diabetes tipo II.
Morguefile/Jove

Los menores de padres divorciados tienen mayores niveles de un marcador inflamatorio en la sangre, utilizado para predecir el futuro de su salud, revela un estudio de la reveló un estudio de la Universidad, Rebecca Lacey (Reino Unido), con base en datos de 7.462 personas.

Los resultados mostraron que quienes experimentaron la ruptura de sus padres antes de los 16 años tenían niveles 16% más altos de la proteína C-reactiva a los 44 años.

Según los investigadores, tener los niveles elevados de esta proteína a largo plazo es considerado un factor de riesgo para enfermedades coronarias y diabetes tipo II.

Sin embargo, “no es la separación en sí lo que incrementa el riesgo de la inflamación; sino, otras desventajas sociales que ocurren producto de ello es lo que impacta la salud”, dice, en el sitio de la Universidad, Rebecca Lacey, líder del estudio.

Específicamente, no descuidar la educación de los niños “parece ser particularmente importante”, añade el estudio en sus conclusiones.