Elmer Huerta: El estudio clínico fase 3 del que es voluntario durará 25 meses y reportará a diario los síntomas que presente

El doctor Huerta, Consejero Médico de RPP Noticias y experto en salud pública, contó que ya pasó por la entrevista de su historia clínica y, tras el chequeo médico, su nombre será sorteado por una computadora para ver si recibirá la vacuna o el placebo. | Fuente: RPP

El doctor Elmer Huerta, Consejero Médico de RPP Noticias y experto en salud pública, contó el martes 18 de agosto, en exclusiva durante su programa "Todo sobre el coronavirus", que fue seleccionado para participar del estudio clínico fase 3 de la vacuna de la farmacéutica Moderna en Estados Unidos. Este miércoles 19 sería sorteado por una computadora que decidiría si recibe la vacuna o el placebo.

"Ya me encuentro en el hospital George Washington desde hace una hora, ya empezaron los procedimientos. Es un estudio muy serio. Me han entrevistado dos enfermeras sobre mi historia clínica y hemos revisado todas las páginas del consentimiento informado", comentó a la primera edición de la Rotativa del Aire.

De acuerdo a lo contado por el doctor Huerta, revisar el consentimiento informado y leer cada página es una parte importante para los que quieran participar de cualquier estudio clínico.

"En una hora más me harán el exámen completo médico y luego lo más importante: los datos entran a la computadora y ella sortea: o se aplica la vacuna o el agua destilada (placebo). La computadora sortea y nadie sabe qué será: ni la persona que recibe la inyección ni el médico. Esto es para evitar sesgos. Saldré en una hora y media sin saber qué he recibido", mencionó.

Huerta mencionó que, de acuerdo a lo que le han explicado, el estudio dura 25 meses (hasta setiembre de 2022) y que durante ese periodo tendrá que hacer 6 visitas al hospital y recibir 25 llamadas telefónicas para monitorear cómo se siente.

"Hoy recibo la inyección y todos los días debo reportar los síntomas que tenga. Hay un aplicativo en el celular que me indicarán cómo usar en el que tengo que poner los síntomas de los 17 que hay en la lista", explica.

Para recibir la vacuna, menciona Huerta, el voluntario debe estar sano y no haber tenido COVID-19, por lo que se le hará también el hisopado nasal de la prueba molecular para descartar la enfermedad. "Después de aplicar la inyección te dicen que tienes que cuidarte como siempre. Aquí (en Washington) hay 5% de prevalencia del virus, aquí la probabilidad de contagiarse es baja. [...] Así que se debe seguir usando la mascarilla, el lavado de manos y manteniendo la distancia", comentó.

En el estudio clínico fase 3 resulta importante el papel del placebo. "Hay 15 mil personas que recibirán la vacuna, 15 mil personas recibirán el placebo, la única forma de saber que la vacuna funciona es enfrentarlo con un placebo. En la ciencia siempre hay que enfrentar la medicina contra un placebo", finalizó.