Todo lo que ocurre al dormir y por qué necesitas el sueño más profundo

Estudio observó que la disminución de la fase REM incrementa el peligro de demencia a futuro. Algunas personas nunca llegan a esta etapa más importante del sueño.

Investigadores de la Universidad de Boston y Harvard, en Estados Unidos, detectaron que existe una relación entre la falta de sueño REM (movimiento ocular rápido) y un mayor riesgo de demencia.

Durante un promedio de 12 años, los científicos estudiaron a 321 participantes de más de 60 años de edad que se sometieron a un estudio del sueño. Treinta y dos de los voluntarios desarrollaron demencia.

Detectaron que en general, los participantes gastaron 20 % del total de su tiempo de sueño en la fase REM; pero aquellos que desarrollaron demencia tuvieron 17 % de su tiempo de sueño en la fase REM.

Las fases del sueño

Cuando dormimos se cumplen de cuatro a cinco ciclos del sueño, en los que deberían cumplirse la fase No-REM (con 4 sub etapas) y la fase REM. Sin embargo, muchos no logran llegar a esta última etapa, eso explica la somnolencia durante el día, la irritabilidad, la baja productividad, y -de acuerdo al estudio publicado en Neurology- hay un mayor peligro de adquirir demencia a futuro.

La fase REM se caracteriza por el movimiento rápido del ojo (de ahí su nombre) y es donde nuestro cuerpo y tono muscular caen en total reposo, eso explica que algunos babeen al dormir. Pero nuestro cerebro está muy activo.

"Es la etapa más valiosa del sueño...en esta fase REM cuando se toman registros electroencefalográficos del cerebro, se ven ondas cerebrales iguales a cuando estás despierto, la circulación es mucho más activa, la presión sube un poco más, el hombre puede tener erecciones. Es una etapa sumamente activa y sucede en periodos de 20 minutos cada hora y media. En total un ser humano tiene entre hora a hora y medio de sueño REM cada noche", explica Elmer Huerta, asesor médico de RPP Noticias.

¿Por qué dormimos poco?

Puede ser por problemas de salud (apnea del sueño, insomnio u otros desórdenes) o malos hábitos, como trasnochar debido al uso de la televisión, el celular o la laptop.

La falta de calidad de sueño provoca somnolencia durante el día, irritabilidad y baja productividad. | Fuente: Getty Images

Como hemos visto en anteriores artículos, el sueño es fundamental porque con él consolidamos lo aprendido en el día y es una forma de prevenir el deterioro cognitivo que conlleva a enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o el Parkinson.

"Si me tengo que levantar a las 6 de la mañana no me voy a dormir a las tres. Los investigadores dicen que la higiene del sueño, es decir, el planear cuántas horas voy a dormir, tiene que ser respetada", señala Huerta.

¿Qué hago si no puedo conciliar el sueño?

"Hay trucos que ponen los expertos: tu dormitorio debe ser solo para dormir, tener luces muy suaves, apagar todos los aparatos. Quienes deben trabajar muy temprano deben pedir colaboración en la casa, para que no haya bulla después de cierta hora. Es todo un sistema que hay que ponerlo en marcha".