Volcán Arenal de Costa Rica entra en erupción

El volcán es uno de los destinos turísticos preferidos en Costa Rica y en torno a él existen decenas de hoteles de lujo, restaurantes, discotecas y toda clase de negocios vinculados al turismo.

Foto: AFP
El volcán Arenal de Costa Rica, uno de los principales atractivos turísticos del país, entró en erupción arrojando lava, ceniza y gases, lo que motivó la evacuación del parque nacional donde está ubicado, sin que hubiese lugareños ni turistas en riesgo.

La actividad eruptiva se inició hacia el mediodía (18H00 GMT) con la caída de al menos ocho avalanchas de lava que salieron en forma intermitente del cráter de 1.633 metros de altura y cayeron por las laderas, lo que llevó a las autoridades a cerrar el parque nacional Volcán Arenal, de 120 km cuadrados.

"Se dieron varios pulsos, una suerte de avalanchas que bajan" por las laderas, explicó a la AFP el vulcanólogo Eliécer Duarte, del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica, quien dijo que no había personas en riesgo.

El volcán, situado a 80 km al noroeste de San José, es uno de los destinos turísticos preferidos en Costa Rica y en torno a él existen decenas de hoteles de lujo, restaurantes, discotecas y toda clase de negocios vinculados al turismo.

La caída de columnas de lava "se dio principalmente hacia la zona de guardaparques, en dirección oeste, y quedó dentro del área de administración, dentro del área geográfica del parque", explicó Duarte.

"No hay infraestructura turística ahí y el sendero de turistas más cercano se está valorando cerrarlo para no exponer a nadie", agregó el experto del Observatorio Vulcanológico, perteneciente a la Universidad Nacional.

La última gran erupción del Arenal, el 29 de julio de 1968, mató a 89 personas y 30.000 vacunos, causando millonarias pérdidas.

Sin embargo, la zona se convirtió posteriormente en una de las más prósperas del país debido a la afluencia de turistas a admirar el coloso, lo que atrajo inversiones.

El parque nacional fue establecido en 1991.

En la zona hay desde 1979 un lago artificial, de 85 km cuadrados, también muy visitado por los turistas, cuyas aguas sirven para generación eléctrica.

El pueblo más cercano es La Fortuna, situado a 10 km del cráter.

El 5 de enero último, otro volcán costarricense, el Turrialba, de 3.328 metros de altura y situado a 40 km al este de San José, hizo erupción arrojando gases y cenizas, lo que llevó a evacuar a unos 60 lugareños, pero luego su actividad decayó días después sin causar daños ni víctimas.

El volcán Arenal tuvo erupciones también en 1973, 1975, 1987, 1988, 1993 y 1999.

Si bien los vulcanólogos mantienen un monitoreo permanente, eso no ha evitado ocasionales muertes de turistas en el volcán.

Centroamérica, una región montañosa y escarpada de 520.000 km2, tiene casi un centenar de volcanes, aunque la mayoría no registra actividad, y tiene también sismos con frecuencia debido al choque de las placas de Coco y Caribe.

AFP
¿Qué opinas?