El tarwi y sus usos en la provincia aymara de Yunguyo

Previa a la preparación, los pobladores de esa provincia aymara cocinan el tarwi y luego lo remojan por tres días en un pozo de agua, en el río o en el lago Titicaca.

Cortes

El tarwi o tauri, que es una leguminosa herbácea, es un producto que cada año es cultivado por los pobladores de la provincia aymara de Yunguyo, localidad que se ubica en los alrededores del lago Titicaca, jurisdicción de la región Puno.

Solo en la producción de la campaña 2011-2012, los productores de la provincia de Yunguyo han cultivado mil 178 hectáreas de tarwi, asegura Wilfredo Siguairo Mamani, quien es jefe zonal de Agrorural de las provincias de Chucuito y Yunguyo.

En esa campaña que se inició durante el mes de noviembre del año 2011, un total de 250 productores de la Organización Central Khapia Wiñaymarka cultivaron el tarwi, que tiene diferentes usos como el tradicional, medicinal y alimenticio.

Las costumbres

En Yunguyo se ha hecho costumbre que en cada celebración de Todos los Santos, registrada durante los primeros días del mes de noviembre de cada año, la población prepare la ensalada de tarwi.

Esta tiene los siguientes ingredientes: tarwi, cebolla, tomate y se mezcla con una conserva de pescado. A ese plato, que la mayoría consume en esa fecha, va acompañada con un pan, aseguran los pobladores de esa zona.

Pero para quitarle el sabor amargo, la gente cocina el tarwi en altas temperaturas varias horas para luego depositarlo en un pozo de agua, previamente los colocan dentro de un saco de polietileno y después es colocado en una parte del río o el lago Titicaca.

Ese proceso dura alrededor de tres días, luego el tarwi está listo para ser consumido sostiene Wilfredo Siguairo, quien refiere que el producto tiene un alto valor en proteinas.

El tarwi que tiene flores azules, moradas y blancas, también es infaltable durante las celebraciones andinas. Siempre están presentes en las ofrendas a las pachamama o madre tierra, en las c¨hallas, y eventos que son considerados importantes por la población aymara.

Su flor también es usada para la elaboración de alfombras florales que se elaboran en la celebración del cuasimodo y, desde antaño, solo pasan por este arreglo las principales personalidades de esa provincia. O sea el gobernador, el párroco y el alcalde.

Medicinales y proteínicas 

La población de Yunguyo suele usar el tarwi como un purgante para las personas. Ellos licuan las semillas del tarwi cosechadas y sin el proceso del remojo para luego tomarlo como una bebida.

Otros de la zona aymara consideran que el tarwi regula la glucosa en las personas que padecen de diabetes. “El tarwi esta compuestos de proteínas en un 46%, en grasas un 20% y hasta contiene omega 3,6 y 9”, asegura Siguairo.

Se dice que es apropiado para los niños en etapa de crecimiento, en las mujeres embarazadas o que dan de lactar. El tarwi también debe ser combinado con cereales como la quinua y es capaz de reunir las cualidades de la leche, la carne, el queso y el huevo.

Por: Paty Condori

Lea más noticias de la región Puno

¿Qué opinas?