Ambos deben tener la misma meta final y trabajar para conseguirla en conjunto. | Fuente: www.shutterstock.com
Emprendimiento

¿Cuáles son las características de un buen socio?

Encontrar a la persona ideal para emprender juntos un proyecto no es sencillo. Es importante que exista afinidad para que sus planes de negocio funcionen bien.

Algunos proyectos no se construyen solos y es necesario tener ayuda para sacarlos adelante. Pero ¿con quién podrías asociarte para lograr tus objetivos? ¿Cómo encontrar a la persona ideal para trabajar mano a mano?

El blog ‘Mensajeros Urbanos’, una web dedicada al servicio de mensajería empresarial, señala aspectos fundamentales para encontrar a un socio perfecto para que tu negocio o iniciativa vaya viento en popa.

1. Busca alguien con hábitos laborales similares a los tuyos. Si eres una persona que trabaja mejor por la tarde o noche, elige a una persona con un horario similar para que no sientan que el otro hace más o menos. Si prefieres trabajar solo días de semana, tu socio debería hacerlo también y así evitarán problemas.

2. Elige a una persona con estabilidad financiera y emocional. No te sientas culpable por esta selección. Es importante conocer la situación financiera de tu compañero de negocios para poder enfocarse en metas a largo plazo en lugar de un negocio con ganancias inmediatas y una vida corta. Su estabilidad emocional también es importante porque compartirán mucho tiempo y necesitas saber si podrán tolerarse, disfrutar el proceso y la experiencia.

El crecimiento surge cuando ambos suman para lograr algo integral, agregan puntos de vista y cubren las falencias del otro. | Fuente: www.shutterstock.com

3. Tu socio debe tener habilidades complementarias a las tuyas. Si eliges a alguien que es exactamente igual a ti, ¿cuál sería su aporte? El crecimiento surge cuando ambos suman para lograr algo integral, agregan puntos de vista y cubren las falencias del otro. No olvides confiar en sus fortalezas y conocimientos.

4. Su visión debe estar alineada con la tuya. Ambos deben tener la misma meta final y trabajar para conseguirla en conjunto. Es posible que tengan los mismos ideales pero que piensen en distintos procesos, y eso no es adecuado porque podría traer problemas a largo plazo. Deben coincidir en el camino y el destino.

5. Debes confiar en él. Las buenas relaciones se construyen sobre la confianza. Aunque es complicado cuando involucra dinero, si no puedes confiar en tu socio, la relación no funcionará.

Las buenas relaciones se construyen sobre la confianza. | Fuente: www.shutterstock.com
Queremos escucharte
Déjanos conocer tus dudas o comentarios para que nos comuniquemos contigo
Acepto estar de acuerdo con los términos y condiciones