Contenido patrocinado por:

Este contenido fue financiado por un anunciante y creado por el departamento de publicidad del GrupoRPP. La organización encargada de las noticias del Grupo RPP no participó en la creación de este contenido.

Más información

La pasión por el pisco representada en ‘4 Fundos’

El ingeniero Martín Santa María es el creador del destilado que ha obtenido importantes reconocimientos nacionales e internacionales.
La historia de este exitoso empresario comenzó con una pasión.

En el valle de San Antonio, al sur de Lima, se produce uno de los mejores piscos a base de cepas Italia, en armonía con un excelente clima y una productiva tierra. El autor de esta exquisita bebida es Martín Santa María Fernández Stoll, un ingeniero industrial que hace 15 años incursionó en el negocio pisquero. Su pisco ‘4 Fundos’ es reconocido como uno de los mejores destilados del Perú, una realidad que ha quedado refrendada con la medalla de oro que ha obtenido en el XXIII Concurso Nacional del Pisco 2017, que este año se realizó en Moquegua.

La historia de este exitoso empresario comenzó con una pasión. “Cuando llegué al Valle de San Antonio quedé enamorado y decidí comenzar allí la actividad agrícola. Adquirí un fundo y empecé sembrando las uvas. Desde el inicio, mi objetivo fue hacer un Pisco de altísima gama y hacia eso se dirigió todo el esfuerzo”, relata Martín Santa María.

La primera producción de ‘4 Fundos’ salió al mercado nacional en el 2005 y casi de inmediato su calidad fue reconocida por los expertos. Ese mismo año, obtuvo una medalla de oro en el concurso regional del Pisco. Desde entonces, su creador ha seguido perfeccionando su destilado. “Durante años hemos venido ajustando algunos parámetros en el campo, en la bodega, en la cosecha, en la poda, en la maceración, en la temperatura, en el tamaño del alambique y en otros, para poder entregar un producto de calidad que ha sido cuidado desde su siembra”, manifiesta el orgulloso empresario.

La producción anual de ‘4 Fundos’ es de alrededor de 9 mil botellas, que equivalen a 4.500 litros. El proceso artesanal que se utiliza para producirlo mantiene las tradiciones, como la cosecha a mano, la pisa en lagar, la delicada obtención del mosto, los especiales cuidados en la fermentación, y el destilado en alambique de cobre, que permite extraer el corazón de la uva. Su marca, nos dice Martín Santa María, se caracteriza por ser un Pisco Premium de Edición Limitada. “Es un pisco de agricultor”, agrega el empresario.

Su constancia y esfuerzo lo han llevado a obtener reconocimientos internacionales, como las medallas de oro en el Concurso Mundial de Bruselas y en el Internacional Wine & Spirit Competition, en Londres. Ahora, también ha sido distinguido en su propio país, lo cual sin duda tiene una relevancia especial. “El premio de la Comisión Nacional de Pisco (CONAPISCO) es el que más orgullo me da porque hemos concursado en nuestra tierra con grandes productores y ahora somos un referente de calidad en el país”, comenta Martín Santa María. Este galardón, además, le ha permitido llegar a nuevos punto de venta, lo que impulsará más un negocio con ventas que ya crecen a un ritmo de 20% anual.

Los reconocimientos a los agricultores y productores de Pisco son promovidos por el Ministerio de la Producción, a través de la CONAPISCO, con el propósito de continuar impulsado el crecimiento y desarrollo de la industria de nuestro destilado bandera.

Sepa más:
¿Qué opinas?