Las redes sociales y el falso amor: un peligro latente
El catfish se basa en robar identidades ajenas para hacer un perfil falso en redes sociales con el fin de “establecer relaciones amorosas”. | Fuente: Shutterstock

Las redes sociales y el falso amor: un peligro latente

El catfish es la práctica de establecer relaciones con desconocidos a partir de perfiles falsos con información robada en redes sociales.

Gracias a Internet estamos más interconectados que nunca, por lo que conocer nuevas personas y comunicarnos regularmente con ellas resulta más fácil en la actualidad. Una práctica muy común entre los jóvenes es agregar en redes sociales a personas que acaban de conocer o que incluso nunca han visto antes con el fin de incrementar su número de amigos.

La búsqueda de nuevas amistades en redes puede resultar muy peligrosa debido a que en muchos casos no se sabe realmente con quién se está hablando. Muchas personas cambian su identidad y se hacen pasar por otros con el fin de obtener información, robar o chantajear.

¿Qué es el catfish?

Este fenómeno se basa en robar identidades ajenas para hacer un perfil falso en redes sociales con el fin de establecer relaciones amorosas, siendo muchas veces la principal motivación, el robo de información, dinero o extorsión. Para lograrlo se roban fotos de otras personas y se inventan datos personales, así como gustos y preferencias.

Si bien es un problema que nace desde hace ya un tiempo con la aparición de Internet y los famosos chats, se ha vuelto un problema mayor debido a las redes sociales. Este tipo de relaciones engañosas ponen en riesgo no solo la propia integridad del afectado sino incluso la de su familia y/o amigos.

En 2017, Facebook registraba un aproximado de 207 millones de cuentas duplicadas y 60 millones de cuentas falsas.

Facebook data

Existen casos de personas que se enamoran de estos perfiles inventados y tras mucho tiempo de conversar entre sí, sienten que se conocen a la perfección. Una vez que descubren la verdad terminan sumamente decepcionados.

El efecto negativo no queda solo ahí, pues muchos de los Catfishers crean todo este mundo de mentiras con el fin de robar dinero, extorsionar, acosar o cometer fraudes. Los casos más comunes consisten en conquistar a sus víctimas para conseguir fotografías y videos subidos de tono, así como información personal para posteriormente amenazar y manipular a su víctima.

Muchos de los catfishers crean todo este mundo de mentiras con el fin de robar dinero, extorsionar, acosar o cometer fraudes. | Fuente: Shutterstock

¿Cómo detectar un caso de catfish?

La mayoría de veces podemos detectar, según ciertos comportamientos, que se trata de un perfil falso; sin embargo, para muchos jóvenes que están inmersos en el engaño esto resulta muy difícil de notar. Para identificar a un catfisher, hay que tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

- Los catfishers suelen tener cuenta en una sola red social. Tiene más probabilidades de ser real cuando tiene la misma información y post en diversos tipos de redes (Facebook, Twitter, Instagram, por ejemplo).

- Es importante que tenga una cuenta en redes con varias publicaciones, incluidas las antiguas. Si todos sus estados, fotos y videos son recientes, es muy probable que se trate de una cuenta falsa recién creada.

- Verificar que las fotos de sus redes sociales sean de la misma persona y que aparezca con amigos o familia en ellas, mucho mejor si los etiqueta.

- Un consejo útil es guardar una de sus fotos y buscarla en el buscador de imágenes de Google. Con esta herramienta sabremos si alguien más la subió. Así sabremos si pertenece a otro usuario o si es una foto auténtica y personal.

- Revisar el tipo de comentarios que tienen sus publicaciones en redes. Esto sirve para verificar si quienes comentan lo conocen en persona y de hace tiempo o si solo establece contacto virtualmente.

- Sus contactos deben ser personas que tengan algún tipo de relación con la persona. Por ejemplo, familiares, compañeros de trabajo o de la escuela, instituto o universidad.

- Otro consejo importante es buscar en Google su nombre completo, número de teléfono y/o dirección. Así podremos saber qué tipo de persona es.

Recuerda que no debemos confiar en todo lo que encontramos en Internet, ya sea información, noticias o personas. Las redes sociales son útiles y facilitan la comunicación pero también tienen puntos negativos. Hay que usar Internet siempre con responsabilidad y buscando fuentes de información confiables y validadas.

Es recomendable no agregar a nuestras redes sociales a desconocidos o a personas que solo hemos visto una vez. | Fuente: Shutterstock