Los huaicos se registran con mayor frecuencia en las zonas aledañas a ríos, quebradas, lagos y lagunas.
Los huaicos se registran con mayor frecuencia en las zonas aledañas a ríos, quebradas, lagos y lagunas. | Fuente: Shutterstock

En nuestro país, la intensidad de las lluvias puede desencadenar eventos naturales como deslizamientos, huaicos, aluviones, inundaciones y derrumbes; los cuales suelen generar daños a quienes viven en lugares que están expuestos a estos peligros y en comunidades que no están organizadas para responder adecuadamente.

Es cierto que nuestra vulnerabilidad frente a estos fenómenos naturales depende de diferentes factores como la ubicación geográfica, el clima, la calidad y las condiciones de las construcciones; pero estar conscientes de nuestras debilidades frente a estas amenazas nos ayuda a evitar que se conviertan en catástrofes.

¿Qué debemos hacer después de un huaico?

La capacidad de la población para adaptarse y recuperarse de los efectos de una emergencia depende mucho de qué tan organizada está ante la ocurrencia de un peligro. Por ello, después de una emergencia es necesario seguir pasos que canalicen la ayuda entre la comunidad y las instituciones con el fin de llevar a cabo el proceso de recuperación.

De acuerdo con la guía “Caminando hacia la resiliencia comunitaria frente a desastres” del Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI), los integrantes de la comunidad debemos comprender en qué consiste la respuesta, rehabilitación y reconstrucción después de un fenómeno natural. A continuación, te contamos más sobre cada etapa:

1) Respuesta

En el momento del suceso mantén la calma y sigue las siguientes recomendaciones: Si es necesario evacuar, hazlo usando la mascarilla en todo momento y evitando aglomeraciones. Tampoco te detengas ni cruces cauces de quebradas, laderas de cerros o de montes. Si el huaico está cerca y no hay tiempo para evacuar a las zonas seguras, practica la evacuación vertical; es decir, ubícate en la parte alta de la casa, ya sean techos o pisos superiores.

Además, esta etapa involucra otras acciones como apoyar en la búsqueda y salvamento, brindar primeros auxilios, entregar bienes de ayuda humanitaria a los damnificados, entre otros.

Las comunidades vulnerables deben adoptar medidas de vigilancia y de alerta temprana.
Las comunidades vulnerables deben adoptar medidas de vigilancia y de alerta temprana. | Fuente: Copyright (c) 2021 David Huamani Bedoya/Shutterstock. No use without permission.

2) Rehabilitación

Un componente trascendental para la rehabilitación es una comunidad bien organizada, ya que es esta la que inicialmente enfrenta las emergencias y promueve las acciones de recuperación a través de la organización social y participación. Es importante que la comunidad recuerde y se plantee cómo respondió a emergencias anteriores tratando de mejorar lo que se hizo bien y sin repetir las acciones que no funcionaron.

Esta etapa comprende todas las acciones necesarias para restablecer los servicios, la infraestructura pública y las actividades socioeconómicas en la zona afectada por una emergencia.

3) Reconstrucción

Son todas las acciones que se hacen para que la sociedad afectada vuelva a desarrollarse sin generar nuevos riesgos y asegurando que la sociedad y su economía se reactiven. En esta etapa se considera la reconstrucción de la infraestructura afectada con características que sean resistentes al desastre reciente.

Recuerda que es muy importante que nos organicemos para participar activamente desde el inicio y durante los procesos de planificación, toma de decisiones, ejecución y monitoreo de acciones a realizar antes, durante y después de un evento como huaicos o deslizamientos, entre otros.