Así fue el perfecto aterrizaje del New Shepard. | Fuente: Blue Origin

Este miércoles, Blue Origin, la compañía espacial de Jeff Bezos, lanzó y aterrizó exitosamente el decimoquinto vuelo del propulsor y la cápsula de cohete New Shepard.

La misión NS-15 tuvo presente a la cápsula encargada futuramente de llevar astronautas al espacio, con una capacidad para 6 pasajeros.

El vuelo se realizó desde las instalaciones privadas de Blue Origin en Texas y se ha considerado como un paso de “verificación” para el cohete antes de la primera misión tripulada.

El rival de SpaceX

Durante la prueba del miércoles, la New Shepard voló a una altitud de 106 kilómetros y aterrizó perfectamente, a diferencia de los últimos prototipos de Starship de la compañía rival SpaceX.

La NS-15, eso sí, tuvo algunos extras interesantes. Antes del vuelo, astronautas realizaron “un ejercicio operativo” en el que se dirigieron y abordaron la cápsula. Luego de hacer comunicaciones con el centro de control desde dentro del New Shepard, ellos salieron para dar inicio al despegue. 

Si bien Blue Origin solo ha dicho que los primeros vuelos tripulados serán “pronto”, las fuentes le dijeron a CNBC en enero que el liderazgo de la compañía espera lanzar su primera tripulación en la misión NS-16.

Por otro lado, Blue Origin está luchando para ganar una competencia con SpaceX y Dynetics para desarrollar un nuevo módulo de aterrizaje lunar para el esfuerzo potencialmente multimillonario de la NASA para devolver a los humanos a la Luna en unos pocos años. 

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.