Orbital Reef
Diseño de la estación espacial que orbitará a baja latencias del planeta. | Fuente: Blue Origin

Jeff Bezos ha revelado que su empresa, Blue Origin, planea construir y lanzar su propia estación espacial a órbita.

La estación, denominada Orbital Reef, quie empezar a operar a partir de 2025 y busca convertirse en un centro de investigación, pero también de turismo privado.

Para ello, Blue Origin está valiéndose del apoyo de dos importantes socios en el rubro espacial.

El primero es Sierra Nevada Corporation, empresa que está trabajando en un avión espacial alado que busca transportar cargas y pasajeros a la Estación Espacial International (ISS por sus siglas en inglés).

El segundo es Boeing, una de las aliadas de la NASA y que tiene en marcha la construcción del Starliner, cápsula que ganó la licitación para enviar astronautas de la agencia espacial a órbita, pero que aún no completa ningún vuelo con pasajeros.

¿Cómo será el Orbital Reef?

El diseño del Orbital Reef es muy distinto al que conocemos en las ahora estaciones ISS y Tiangong.

Blue Origin señala que será un "parque empresarial de uso mixto" en el espacio que tendrá múltiples puertos y atracaderos para las naves espaciales y módulos de visita, junto con varios servicios y comodidades.

Al no estar enfocado solo para investigación, la estación permitirá el ingreso a turistas, entusiastas de la tecnología y más.

“Como principal destino comercial en órbita terrestre baja, Orbital Reef proporcionará la infraestructura esencial necesaria para escalar la actividad económica y abrir nuevos mercados en el espacio”, escribe Blue Origin en un comunicado de prensa.

Aunque Blue Origin tenga los fondos necesarios para su construcción, intentará ganar una licitación de la NASA llamada Programa de Desarrollo de Órbita Terrestre Baja Comercial (LEO) o CLD, con el que se busca apoyar gubernamentalmente a que las empresas privadas puedan crear sus propias estaciones, pero a las que la NASA pueda enviar sus astronautas para sus propias investigaciones.

Este plan de la agencia está en marco al próximo desfase de la ISS, la cual debería solo seguir operando hasta 2024. Su mantenimiento es costoso, con más de 3 o 4 mil millones de dólares en reparaciones.

En este momento, el único proyecto de vuelo espacial operativo de Blue Origin es New Shepard, un cohete turístico suborbital diseñado para enviar a los clientes que pagan al límite del espacio y viceversa. Hasta ahora, la compañía ha trasladado a ocho personas al espacio en New Shepard, incluido Bezos.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.