Los conceptos de vela solar / vela magnética tienen el beneficio de ser mucho más ligeros que las naves espaciales convencionales y, por lo tanto, mucho más baratos de lanzar al espacio. | Fuente: BREAKTROUGH INITIATIVES

Naves espaciales interestelares podrían aprovechar las ondas producidas por una explosión de supernova de la misma manera que los veleros aprovechan el viento.

Es la conclusión del profesor de la Universidad de Harvard Abraham Loeb, que ha publicado una investigación titulada "Propulsión de naves espaciales a velocidades relativistas utilizando fuentes astrofísicas naturales".

Como explica en su estudio, es posible que una civilización suficientemente avanzada pueda usar las explosiones de energía liberadas por las supernovas para acelerar la nave espacial a velocidades relativistas, es decir, a una fracción significativa de la velocidad de la luz.

Estas naves espaciales podrían aprovechar la fuerza explosiva utilizando una vela de luz (también conocida como vela solar) o una vela magnética, dos conceptos de propulsión que los astrofísicos han explorado en profundidad. Estos conceptos se basan en la radiación electromagnética generada por el Sol para crear presión contra una vela altamente reflectante, generando así la propulsión de una manera que no requiera motores o propulsores.

Dado que el propulsor es uno de los contribuyentes más importantes para la masa total de una nave espacial, los conceptos de vela solar / vela magnética tienen el beneficio de ser mucho más ligeros que las naves espaciales convencionales y, por lo tanto, mucho más baratos de lanzar al espacio. Otra posibilidad es confiar en la energía dirigida (láser) para acelerar este tipo de nave espacial, lo que le permite alcanzar velocidades mucho más altas de lo que sería posible con la radiación solar sola, informa Universe Today.

Loeb además es presidente del Comité Asesor de Breakthrough Starshot: iniciativa para el diseño de una vela que sería acelerada por láser a una velocidad del 20% de la velocidad de la luz, lo que le permite hacer el viaje a Alpha Centauri en solo 20 años.

En su estudio, argumenta que una supernova sería capaz de acelerar una vela ligera que pese "menos de medio gramo por metro cuadrado a velocidades relativistas", incluso si estuviera a millones de kilómetros de distancia.

Así, la energía y el brillo generados por una supernova son equivalentes a lo que producirían mil millones de soles en un mes promedio. Mientras que el viento solar solo podría empujar una vela ligera hasta una milésima de la velocidad de la luz (0,01% o 0,001 c), una supernova podría acelerar fácilmente una vela a una décima parte de la velocidad de la luz (0,1 c). 

Para probar esta hipótesis, se considera cómo una vela podría ser acelerada por la explosión de varios objetos astrofísicos. Esto incluía estrellas masivas, microcuásares, supernovas, nebulosas de viento de púlsar y núcleos galácticos activos.

"Los principales desafíos son la fricción con el gas ambiental, que puede ser denso en la vecindad de una estrella masiva debido a la pérdida de masa por los vientos. Uno puede superar el desafío doblando la vela durante todo el viaje, excepto durante el período de lanzamiento, cuando la apertura de la vela puede ser activada por el destello de luz de la supernova", expuso Manasvi Lingham, también profesor de Harvard y colaborador de Loeb en este estudio.

Europa Press

¿Qué opinas?