Científicos chilenos observan explosión de supernovas en tiempo real

Para realizar la observación, los investigadores desarrollaron un nuevo software, capaz de filtrar imágenes con variaciones que correspondan a nuevas estrellas en el cielo.
Universidad de Chile

Científicos chilenos lograron observar por primera vez una explosión de supernovas en tiempo real a tan sólo horas de su aparición en el cielo, informaron hoy fuentes del Centro Astroinformático de la Universidad de Chile.

"El descubrimiento constituye un hito para la astronomía, puesto que nunca antes se había monitoreado la explosión de estrellas prácticamente en vivo", dijeron en un comunicado los investigadores del Laboratorio de Astroinformática del Centro de Modelamiento Matemático (CMM) de esa universidad y del Instituto Milenio de Astrofísica.

Para realizar la observación, los investigadores desarrollaron un nuevo software de análisis, capaz de diferenciar entre pares de imágenes y filtrar sólo aquellas con variaciones que correspondieran a nuevas estrellas en el cielo.

Asimismo, se apoyaron en herramientas estadísticas y de inteligencia artificial, según los científicos.

"El inédito monitoreo digital del espacio en tiempo real, nos permitió detectar al menos 12 supernovas, es decir, la muerte explosiva de estrellas, a tan sólo horas de su aparición en el cielo", subrayó el comunicado.

Según el astrónomo Francisco Förster, que estuvo a cargo del equipo de expertos, "en una galaxia se espera que una supernova explote cada 100 años, de modo que la probabilidad de encontrar una supernova a solo horas de su aparición es extremadamente baja".

"La búsqueda tradicional de supernovas se basa en observar muchas galaxias en largos intervalos de tiempo, días o semanas. En este nuevo experimento se capturó la misma región del cielo a intervalos de sólo dos horas, garantizando que las supernovas descubiertas fueran muy jóvenes", explicó Förster.

El astrónomo puntualizó que el estudio de los datos capturados permitirá descifrar aspectos nunca antes observados sobre las primeras horas de vida de las supernovas.

EFE