Artemisa I
El cohete SLS debajo de la cápsula Orion en la plataforma de lanzamiento de Florida. | Fuente: NASA

El pasado sábado 3 de septiembre, Artemisa I volvió a ser retrasado por la NASA, siendo la segunda vez en las últimas semanas que ocurre dicho problema.

El problema que radica es que el cohete SLS, que impulsará la cápsula Orion a la Luna, mantiene una gran fuga de hidrógeno en un accesorio de desconexión rápida. Este problema, visto en el primer retraso, está suspendiendo la misión hasta -posiblemente-octubre.

¿Qué problema tiene Artemisa I y qué soluciones existen?

Miles de turistas, invitados y miembros del equipo se han sentido decepcionados y frustrados tras la suspensión del lanzamiento en el Centro Espacial Kennedy en Florida.

La fuga radica en uno de los motores del SLS y su gravedad se expande más allá de la ventana de lanzamiento que finaliza este martes 6 de septiembre.

Para solucionarlo, los ingenieros están evaluando dos opciones. La primera es reemplazar los componentes en el accesorio sospechoso en la plataforma de lanzamiento y realizar una prueba de combustible con hidrógeno líquido para verificar su rendimiento.

La segunda opción es que el cohete regrese al edificio de ensamblaje de vehículos (VAB) para realizar las reparaciones allí.

Ambas opciones mantienen sus pros y sus contras. Aunque el reemplazo es más factible, no mantiene protección contra las lluvias, rayos y más. Por otro lado, regresar al VAB no permite que los ingenieros prueben el accesorio con hidrógeno criogénico tras la reparación.

Durante los intentos de lanzamientos, la NASA intentó detener la fuga durante el mismo proceso de cuenta regresiva, calentando el conector del tanque y luego enfriándolo con combustible para detener la fuga. Al no funcionar, se intentó represurizarlo con helio primero, para luego proceder con el anterior intento, fracasando de similar manera.

¿Cuándo podría lanzarse Artemisa I?

Debido a que siempre surgen inconvenientes, la agencia espacial suela hablar de ventanas de lanzamiento más que de una fecha específica para el vuelo.

La primera ventana de lanzamiento cierra este 6 de septiembre y, por la gravedad de los problemas, parece imposible algún avance significativo. Es más, si se intentara volar el martes, solo existe un margen de lanzamiento de 24 minutos en horas de la tarde.

Ya que el problema va más allá, la NASA hubiese considerado la segunda ventana de lanzamiento entre el 19 de septiembre y el 4 de octubre. Sin embargo, hay un problema: la agencia espacial tiene programado enviar una nueva misión tripulada a la Estación Espacial Internacional en una nave de SpaceX el 3 de septiembre. Por ello, se evitará un cruce de vuelos.

Ante esto, solo existe una probable ventana de lanzamiento: del 17 de octubre y hasta finales de dicho mes.

"Iremos cuando esté listo", dijo el administrador de la NASA, Bill Nelson. "No iremos hasta entonces, especialmente ahora, en un vuelo de prueba".

¿Cuál es el objetivo de Artemisa I?

El objetivo de la misión Artemisa I es impulsar una cápsula Orion sin piloto a una órbita distante alrededor de la Luna, probando la nave espacial en el entorno del espacio profundo antes de devolverla a la Tierra para un reingreso de alta velocidad y alta temperatura.

Si el vuelo de prueba inicial sin tripulación sale bien, la NASA planea lanzar a cuatro astronautas en un vuelo de prueba alrededor de la Luna, Artemisa II, en 2024 y aterrizar a la primera mujer y al próximo hombre cerca del polo sur del satélite en el plazo de 2025-26. Pero todo eso depende de un exitoso vuelo de prueba de Artemisa I.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.