Falcon 9
El cohete regresa a la superficie luego del lanzamiento de cápsulas. | Fuente: SPACEX

Hace unos días, SpaceX hizo historia al lanzar el Falcon 9 con la cápsula Crew Dragon camino a la Estación Espacial Internacional en el primer vuelo comercial pagado por la NASA a una empresa privada en casi 10 años. La hazaña ha sido histórica, pero ha sido un largo camino hasta el despegue principal.

SpaceX, la empresa del excéntrico Elon Musk, ha sido lanzado 85 veces desde su primer despegue el 4 de junio de 2010. 45 veces de ellas han sido regresos exitosos y, el resto, algo accidentados.

La familia Falcon solo ha sufrido dos accidentes catastróficos que se hayan saldado con la pérdida de la carga útil, de los cuales solamente uno ha tenido lugar durante el despegue. El primero fue la misión Dragon CRS-7 el 28 de junio de 2015, en la que se desintegró un Falcon 9 v1.1 en vuelo, y el segundo fue la explosión de un Falcon 9 v1.2 en la rampa el 1 de septiembre de 2016 en la que se perdió el satélite Amos 6.

Pese a ello, la ventaja del cohete y sus múltiples versiones y ajustes es su reutilización. Luego de alcanzar cierta altura, el cohete se divide, lanzando la parte superior de la cápsula hacia el espacio, mientras el resto cae a superficie, generalmente una plataforma en medio del mar. La primera vez que lo logró exitosamente fue en diciembre del 2015.

Luego de este primer exitoso lanzamiento con humanos, la meta es aún ambiciosa: llevar turistas al espacio camino a la Luna y a Marte. Serán 10 años más de lanzamientos fallidos y nuevas proezas, todo en búsqueda de un nuevo hito de la humanidad.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.