Starship
Por primera vez, el prototipo de Starship será impulsado por un cohete lanzador Super Heavy. | Fuente: SpaceX.

SpaceX está preparando su primer vuelo suborbital del cohete Starship para el 1 de julio, una fecha que, pese al gran avance en los trabajos, parece “muy difícil”.

La compañía de Elon Musk dio a conocer en mayo su plan para el vuelo, que se lanzaría desde las instalaciones de la compañía en Texas y tenía como objetivo llegar a la costa de Hawái.

A órbita

Hasta el momento, se ha logrado que los prototipos de la nave, con una altura de 120 metros, logren despegar desde Texas unos 10 kilómetros de altitud y aterrice sin explotar.


Sin embargo, esta nueva prueba quiere poner a la nave en órbita baja de la tierra, con Starship dándole una vuelta entera al planeta por alrededor de 90 minutos hasta aterrizar a unas 100 millas de la costa noroeste de Kauai, la isla más al norte de Hawái.

Su lanzamiento dependerá del Super Heavy, su sistema de lanzamiento.

Super Heavy funciona con el motor cohete Raptor, que quema una combinación de metano líquido y oxígeno líquido. El principio básico es que dos propulsores, un combustible como el querosene y un oxidante como el oxígeno líquido, se juntan en una cámara de combustión y se encienden. La llama produce gas caliente a alta presión que se expulsa a alta velocidad a través de la boquilla del motor para producir empuje. El cohete proporcionará el doble de fuerza de lanzamiento que los cohetes de la era Apolo, como resalta Space.com.

Encima del lanzador se encuentra el Starship, propulsado por seis motores Raptor y equipado con un gran almacén para acomodar satélites, compartimentos para hasta 100 tripulantes e incluso tanques de combustible adicionales para recargar en el espacio, que es fundamental para los vuelos espaciales interplanetarios de larga duración.

La etapa de refuerzo, la que se separa en el despegue, realizará “un retorno parcial” y amerizará en el Golfo de México.

Al hablar en la Conferencia Internacional de Desarrollo Espacial (ISDC) de la Sociedad Espacial Nacional, la presidenta de SpaceX, Gwynne Shotwell, dice que la compañía está “apuntando a julio” para el primer lanzamiento orbital del vehículo Starship de la compañía a pesar de carecer de las aprobaciones regulatorias necesarias para tal lanzamiento.

“Nos dirigimos a nuestro primer intento orbital en un futuro no muy lejano. Estamos filmando para julio”, dijo. “Espero que lo logremos, pero todos sabemos que esto es difícil. Realmente estamos en la cúspide de volar ese sistema, o al menos intentar el primer vuelo orbital de ese sistema, en un plazo muy cercano".

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.