Los directores de "Avengers: Endgame" revelan por qué eliminaron la escena de Tony Stark y su hija Morgan en versión adulta. | Fuente: Marvel Studios

El lanzamiento oficial de Disney+ trajo novedades para los fanáticos del Universo Cinematográfico de Marvel. En el catálogo de este nuevo servicio de streaming ya está disponible “Avengers: Endgame” y cuenta con contenido exclusivo que no llegó a la pantalla grande.

Se trata de la escena que protagonizaron Robert Downey Jr. y la actriz Katherine Langford, quien dio vida a la versión adulta de Morgan, la hija de Iron Man. Esta vez, los directores de “Avengers: Endgame” explicaron por qué esta escena no llegó al corte final de la película.

En el mencionado clip se puede ver a Tony Stark encontrándose con la versión adulta de su hija, luego de chasquear los dedos para destruir a Thanos y sus aliados. Morgan le hace ver a su padre que su sacrificio valió para salvar al mundo y le permitió a ella crecer y tener una vida plena.

“Esto era originalmente lo que sucedía después de que Tony chasqueó los dedos. Lo enviábamos a lo que llamaríamos The Way Station para imitar lo que le sucedió a Thanos con su hija en Infinity War. Ahora estamos haciendo algo similar con Tony y su hija”, dijo Joe Russo a ComicBook. “La idea es que ese acto te obliga a enfrentar o reconciliar algo que no está resuelto en tu alma”, agregó Anthony.

Como se recuerda, luego de que Thanos destruye la mitad del universo en Infinity War fue trasportado a un plano alterno dentro de la Gema del Alma, donde fue cuestionado sobre sus acciones por una versión infantil de Gamora. Los directores señalaron que recrear esta escena con Tony Stark en “Avengers: Endgame” habría alargado el final del filme.

“La idea era que presentáramos a su hija como adulta para que hablando con ella él pudiera obtener paz por lo que acababa de hacer. Obviamente, estas Gemas (del Infinito) tienen un gran poder, por lo que crearían un escenario en el que (Tony) podría hablar con su hija en el futuro, quien le dice que todo estará bien y le permite morir. Pero, nuevamente, cuando pusimos esta escena en la película, sentimos que deteníamos (el ritmo de) la cinta. Y él hace algo similar en la siguiente secuencia cuando da su propio epitafio. Entonces, lo que puede suceder en una película tan larga es que parece que tienes un final, después de un final, después de otro final, y parece que la película nunca va a terminar. Además, con los finales, cuando tienes demasiadas secuencias seguidas, puedes diluir el valor de cada una de ellas”, explicó Joe.

Asimismo, Anthony Russo señaló que no había una conexión emocional entre la versión adulta de Morga, debido a que Katherine Langford no había aparecido previamente en la cinta. En el filme es Pepper Potts y el mismo Peter Parker, quienes se acercan a Tony Stark previo a su muerte.

«El conflicto principal de Tony Stark, lo que necesita hacer en esta película es esta idea de que encontró la felicidad y encontró una familia (…) Entonces, lo que está en riesgo es que él pierda eso. Había esta idea de que él nunca conocerá a su hija más allá de este momento en el tiempo y que realmente puede tener esa experiencia aquí con ella que parecía emocional y catártica. Pero como esta versión adulta de Morgan, su hija, nunca apareció en la película, comenzamos a sentir que no teníamos una conexión emocional con ella, a pesar de que este es una actriz maravillosa. No teníamos una conexión emocional con el personaje porque nunca la habíamos visto antes. Al final, parecía que [la película] estaría mejor sin [esa escena]», concluyó el realizador.

¿Qué opinas?