FRS

Tras el arrollador éxito que tuvo en 2012, “La vida es sueño”, el primer proyecto de La Plaza Joven, regresa a las tablas desde el 13 de enero en un despliegue único y con la participación de Bruno Odar.

La realidad, el sueño, el destino y la confianza en uno mismo son los motores para esta emocionante historia: un rey inseguro busca resolver sus dudas en los presagios de las estrellas, un niño salvaje que crecerá para ser rey, un divertido bufón, una joven apasionada que rompe todas las reglas para reconquistar su amor, un príncipe vanidoso, una hermosa princesa, un viejo caballero en apuros y un caballo con mucha personalidad, son los personajes que avanzan en un espacio escénico de luz y sombras chinas en compañía de simpático títere.

Esta reposición recae una vez más en la holandesa Els Vandell, actriz, directora y dramaturga que ha trabajado en más de 35 montajes. Además es miembro fundador del Teatro la Plaza y responsable de La Plaza Joven.

Regresa también el elenco que supo ganarse un lugar en el corazón de niños y niñas. César Ritter, Anneliese Fiedler, Rodrigo Sánchez Patiño, Nuria Saba, Andrés Salas, Javier Valdés, Ricardo Velásquez, Eduardo Velásquez, Ana Chung y Francesca Sissa se suben una vez más al escenario para entregar todo de sí en esta nueva temporada, y sólo el 19 y 20 de enero, Bruno Odar, el popular Luchito de “Al fondo hay sitio”, tomará el papel del Rey Basilio interpretado por Javier Valdez.

Desde este 13 de enero el mágico mundo del teatro reabre sus puertas más radiantes con “La vida es sueño”, una obra infantil realmente pensada en ellos. Las funciones van los sábados y domingos a las 4:00 p.m. en el teatro La Plaza, las entradas se encuentran en teleticket de Wong y Metro.