Gabriela Wiener, Mario Vargas Llosa y Rosa Montero. | Fuente: Composición propia

Este lunes, personalidades del mundo literario hispanoamericanas lanzaron -entre ellas autoras como Rosa Montero o Laura Freizas- un manifiesto en donde muestran su descontento con “la disparidad de género que rige en la mayoría de eventos culturales y literarios en América Latina”.

Este llamamiento, del que participan también traductores, editores, periodistas y agentes literarios, ha surgido como respuesta a la Bienal de Novela Mario Vargas Llosa de Guadalajara (México), que cuenta con un jurado de cuatro hombres y una mujer, y en cuyos paneles participarán 13 hombres y solo tres mujeres.

Los autores consideran este caso como "un ejemplo de la exclusión sistemática que rige los eventos culturales y literarios en América Latina" y denuncian que, en 2014, los invitados a la bienal eran 25 hombres y solo seis mujeres, mientras que la proporción el año siguiente solo se redujo en 22 hombres y ocho mujeres. "Y en ambas ediciones, tanto el jurado como el grupo de finalistas tuvo la misma proporción desigual", apunta el manifiesto.

Ante esta situación, los firmantes reclaman "perspectiva de género" y visibilización "del acoso y abuso sexual" que sufren las mujeres del mundo editorial, como ya denunció el reciente movimiento viral #MeTooEscritoresMexicanos.

En el texto, los más de cien firmantes destacan su compromiso "con la igualdad y la transformación social", por lo que piden a las organizaciones e instituciones responsables de estos eventos "un compromiso oficial" y a las redes de festivales, premios y congresos literarios la gestión de espacios "justos, respetuosos y libres de violencia para las mujeres".

Una de las escritoras peruanas que ha suscrito este manifiesto es Gabriela Wiener, quien conversó en exlusiva con RPP sobre esta situación. “Es vital que exista una paridad de género en eventos de corte literario porque, como en todo lo demás, la cultura debe ser la representación del mundo en el que vivimos, y las mujeres somos la mitad de este mundo, pero no lo parece porque siguen habiendo unas brechas trágicas”, explicó.

Asimismo, remarcó que las mujeres siguen ocupando menos espacios y menos cargos de decisión en la sociedad. “Gozamos de menos exposición, de menos reconocimiento y, por tanto, de menos dinero por nuestro trabajo. Lo bueno es que por fin nos hemos dado cuenta de que en el mundo literario también hay invisibilización, que hay abusos, que reina la misoginia y estamos hartas de eso. Queremos cambiar las cosas. La paridad permite revertir esta desigualdad histórica que es parte de un sistema, de una organización social y económica que a algunos les da privilegios y a otros se los quita”, asegura Wiener.

¿Qué opinas?