Estrenaron orquestación de la ópera Atahualpa en el Gran Teatro Nacional

Orquesta Sinfónica Nacional y Coro Nacional acompañaron a cantantes líricos internacionales en la versión en forma de concierto.
FOTO: RPP/Jussy Pizarro VIDEO: RPP/Renzo Napa

El libreto y la partitura musical de la ópera Atahualpa de Carlo Enrico Pasta fueron presentados en forma de concierto sinfónico en el Gran Teatro Nacional como parte del VI Festival Internacional de Ópera.

Así, a las 7:10 de la noche, la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) dio inicio a la obertura tras la cual se levantó el telón. En el escenario estaba el Coro Nacional del Perú (CNP) y seis micrófonos, cada uno de ellos con los nombres de los personajes centrales de la obra: Vicente Valverde, Hernando de Soto, Cora, Atahualpa, Francisco Pizarro y Fernando Pizarro.

Los cuatro actos de esta ópera demandaron cuatro horas, lapso en el cual el escenario no varió. Quien esperaba ver el montaje de la ópera se encontró con lo que era en realidad un ensayo, o suerte de sondeo, para que el público escuchase el concierto sinfónico. No hubo vestuario especial: los miembros del CNP lucían sus tradicionales túnicas, mientras que los cantantes líricos estaban vestidos de negro.

El libreto fue escrito en el siglo XIX por el famosísimo Antonio Ghislanzoni, quien escribió los libretos de las óperas Aída y La Forza del destino de Verdi entre muchos otros. La ópera Atahualpa se estrenó en Génova, Italia, en 1875 y luego en el Perú, en 1877, y sabemos por las crónicas de aquella época, que gustó mucho entre el público limeño.

Luego de su puesta en escena, el autor Carlo Enrico Pasta fue llamado varias veces a escena recibiendo una corona de laurel y la extraordinaria suma, para la época, de S/.2.000 de parte de Dionisio Derteano, a quien Pasta había dedicado su ópera que se repitió siete veces a sala llena en Lima.

Es un misterio por qué motivos nunca más se repuso y la partitura para una orquesta completa o no se escribió o se perdió. Lo que existía eran las partituras para canto y piano, por lo que en esta ocasión se contrató al experto musicólogo italiano Mateo Angeloni, para que, a partir de ellas, escribiera las partituras para cada uno de los instrumentos de una orquesta sinfónica.

En la función que se estrenó hoy en el Gran Teatro Nacional, cabe destacar la participación de la OSN, dirigida por Manuel López Gómez, y el CNP, dirigido por Javier Súnico Raborg, y de los cantantes líricos Aris Argiris (Atahualpa) Arianna Ballota (Cora), Iván Magri (Hernando de Soto), Vassily Ladyuk (Francisco Pizarro), Carlos Cigni (Vicente de Valderde) y Xavier Fernández (Fernando Pizarro).

La ópera recrea los sucesos que rodearon el encuentro del conquistador Pizarro y el inca Atahualpa en Cajamarca y la posterior muerte del monarca del Tawantinsuyo. La función se repetirá en el mismo escenario los días 23 y 25 de marzo.